sábado, julio 22, 2017

La ofensiva estival

Un prometedor agosto. Es lo que dijo Nany cuando supo que yo había invitado a mi hermano a su casa. Me podía haber dicho pero  tú   quién eres para anfitrionarle  en mi casa. Pues no, no solo no lo dijo, sino que fue  todo lo contrario: un prometedor agosto; se le espera como si fuera un artista. Un tipo muy humorístico, un intelectual jocundo y divertido como pocos. El hombre triplemente respetado: profesión, cultura, intelectualidad.
Estamos hablando  de Cádiz y del mes que viene,  la semana del 15 es feriado not work para la pandilla, o sea que habrá plannings. Uno es Sanlúcar de Barrameda  con visitas a bodegas de la mano de amigos de Rouses que escribieron la tesis doctoral sobre  caldos y  visita  a palacios como el de  Medina Sidonia y  otros.  


 En Santa Mónica California anticipando el destino hace dos meses
Esa semana del 15 debemos confluir sí o sí  en Cádiz -han cogido esa semana de vacaciones-, mi  hermano desde el norte  exacto y yo de un sur también  preciso: Cantábrico  y Magreb.
La ofensiva de  verano consta de tres vectores por  tres escenarios  distintos
1º) El lunes 31 de  julio  tenemos la fiesta nacional  de Marruecos  en los salones del Hotel Santa Catalina de Las Palmas, con  la correspondiente  invitación  de  cartulina con   escudo  en hueco grabado  y que hay que mostrar a la entrada, embutidos en traje oscuro, invitados  por el Consulado General, nuestro amigo el Cónsul, que a todos  tan bien nos cae: muy simpático,  atento (a XY le mandó delicatesen marroquíes), cercano,  ilustrado… Tiene ese plus diplomático.
Tenemos invitaciones Rosita y  Fer,  mi hermano y nosotros;  y los queridos amigos de Las Palmas. Tendremos temas que tratar, interesantes pero en trances de efusividad vitalista.
Vamos desde el próximo sábado con coche hasta el  martes siguiente a nuestro  hotel El Parque.  Rosita ya ha  hecho  dos  reservaciones  para comer.  Dada la  segura fecundidad de esos días, comprometemos lances y pareceres. Ya escanearé  la  invitación y  en su día habrá  un  cuidado reportaje fotográfico. 
2º) Cádiz. Semana grande como la de Bilbao. Estoy pensando en dejar el billete abierto por si me da por vagabundear por Al-Ándalus o  hacerme home-less en Cádiz que parece ciudad apta para ello, como San Francisco por cierto (de morfología alcohólica y drogadicta, lo dicen hasta las guías y yo que he estado –por si alguien se ha incorporado tarde al blogged).
Previa a esta panorámica tan prometedora,  volaré a Malacitania, hospedaje en Mijas con Al y Serena, escapadas a Málaga: libros y museos. Y la ciudad. Estaré 4 o 5 días. De allí a Algeciras y Algeciras-Tánger. Al día siguiente alquilaré coche para llegar hasta Alcazarquivir (límite del Protectorado español), de regreso conocer Larache y su cementerio civil,  visitar las tumbas de Juan Goytisolo y Jean Genet, así anotado como si fuera agenda. Ya sé que lo he escrito, pero es que no he cambiado de planes. Una repetición sin más. Un par de días después cogeré el barco para Tarifa. También repetido, no voy a poner ambiente cool o sí (el Sr. Rajoy), porque acaso pudiera ser tomado por demasiada reincidencia y falto de talento.
3º) Casino de Tenerife, el 22 de septiembre mi hermano conferencia sobre Wagner, ya despojado del nacional socialismo. Organizado por los Alumni de la Universidad de Navarra y con dos voces portentosas, una llegará de la Península para el acto.



jueves, julio 20, 2017

Ya en marcha la doble traducción de mi trilogía

Ayer fue un día de gran celebración, más allá de la doble traducción (árabe y francés) ya en marcha. Como no es nada que tenga que ocultar, sino al contrario pregonar por el ancho mundo, si este se dignara a dedicarme  una distraída  incluso involuntaria escucha,  porque me llena de orgullo, mi trilogía  ha sido  tomado muy en serio en Marruecos.  A un nivel que me ha sorprendido muy gratamente y que jamás hubiera imaginado. Uno hace las cosas porque le salen. Sabía lo que estaba haciendo, pero otra cosa es que te  lo reconozcan, y otra es el grado de reconocimiento
Tan contento que habré andado ayer  20 km. Bajé  caminando dando muchas vueltas y después de la comida proseguí mi andadura.  Acabé donde hacía  siglos que no iba: el Corte inglés, en la librería tampoco nada. Desesperante. Voy a tener que acudir  directamente a Amazon.  
Estoy en el conducto diplomático de más alto nivel. Se me espera en Marruecos. Esto por ahora. Fuimos mi hermano, XY y yo a celebrarlo a Los Reunidos. Comida, gin tonic y brindis. E. desde Túnez working también feliz. El sabio de mi hermano ha dado una vez más en el clavo: surgido de la nada (un  servidor), sin ningún antecedente, ni relación, compromiso o contacto he dado claves ideológicas muy interesantes  para defender la más que legítima posición marroquí. Y todo porque detestaba  a los amigos hispanos de los saharauis. El progre hispano...dios santo. Los tres libros son importantes,  recapitulando ayer sobre ello, y marcan mi propia evolución. En todos he aportado novedosos  análisis (objetivamente) y  puntos de vista de mucho  pulso crítico. Basta comparar.
Me acordé cómo de niño, antes de que te despertaras la lechera ya había dejado en la puerta leche,  pan y periódico: El Correo de Bilbao. Desde niño leía todo lo de política internacional, y me saltaba todo lo de política nacional (franquismo): inauguraciones, nombramientos, nuevas leyes, ayer lo comenté,  toda esa parte de política nacional trufada de BOE, representaba el mundo del derecho. Mientras la política internacional era la Política.  


domingo, julio 16, 2017

En el cumpleaños de J Sicilia

Fuimos en taxi hasta Valle Guerra. Como conozco muy poca isla, descubrí que  está muy poblada. Comenté,  ¿esto no os recuerda a las afueras de Los Ángeles? No lejos del mar estaba el jardín. J Sicilia es muy amigo de Fer, pero trabaja muchísimo y ha criado a tres hijos. Vino hace unos meses a verme a Los Reunidos. Después de tantos años sin vernos, como el primer día, igual que con ella, la francesa. Siempre hubo mucho afecto y simpatía.
Conocí a un exviconsejero (ex jefe de Fer), ingeniero y ex diputado del Congreso. Él y su mujer (muy encantadora) son del PP, gente muy normal. Yo solo aspiró ya a la sensatez y el sentido común, inmersos como estamos en el volcán político de delirios escupidos con fuego y estruendo, hedor a azufre y la saturación de un  ambiente que hierve.
Dijeron que yo era abogado –menos mal que ahora prevalecen mis nuevas condiciones-, yo dije que en absoluto, que lo fui, pero que ya no tengo nada que ver, y me contesta ella, eso siempre se es. No es mi caso. Yo he sido mil veces más de izquierda y también abertzale, ni se puede comparar, y ahora soy ex abertzale y ex izquierdista. Si esos anclajes muchísimo más intensos -gracias a los cuales soy ahora columnista por ejemplo-, por no recordar ninguno más, forman parte del pasado, con mucho más motivo, abogado. No se puede comparar. En los dos casos el tiempo que lo fui, lo era de manera ferviente, convencido, sin reservas mentales, lo que no ocurría en absoluto con mi exprofesión  salvo en ráfagas de intentar que  fuera algo natural. Solo hay una semejanza, que es la salida, rebotado, de esas ciénagas.
Rosita me ha prohibido viajar solo a Marruecos, según ella me pongo a hablar con la gente sin límite, bebo, puedo ponerme a invitar y paso a ser presa fácil, como en USA. ¿En USA qué hice?  Cuando te dio por aquel salvadoreño en un supermercado de San Francisco que te llegó a contar que en un hotel de enfrente se acostaba de novio con  su mujer, y no había manera que le dejases. Tú y yo bebiendo perdemos los papeles. Contesto, yo en muy contadas ocasiones. Tienes que ir con Fer.  Pero si no quiere. Sí, va ir contigo pero tenéis que ir más días. Vale, pero yo la semana del 15 he quedado con mi pandilla de Cádiz.
Mi idea era ir a Tánger desde Algeciras, quedarme en el hotel Rembrandt, ir a la noche al mejor hotel  (Minzah) en busca de personajes, vividores, sablistas, náufragos, gente con biografía y al día siguiente alquilar un coche y llegar a Alcazarquivir, límite del antiguo Protectorado español, que es de lo que más leo y del Congo. ¿Por qué del Congo? pues por una sencilla razón, porque son los libros de África que encuentro. Luego de regreso pararía  en Larache y visitaría las tumbas de Juan Goytisolo y Jean Genet, dos escritores superiores  y personajes transgresores, trasterrados, trásfugas, excéntricos, periféricos. Literatura y vida.  Luego Ashila.  Y Tánger. Fer no la conoce y allí iba su padre cuando fue interventor del Protectorado


miércoles, julio 12, 2017

Jorge Rodríguez Padrón me honra

Absorbido por el Sáhara, mi libro Francisco Aguilar y Paz: el disidente de la vanguardia canaria, quedó completamente orillado. Como es un libro para académicos lo mande a unos cuantos profesores de literatura de las universidades canarias, sin acuses de recibo. Son ideas muy novedosas que presentan a alguien (Aguilar y Paz) injustamente preterido y sitúan a las vanguardias en otra época de historización, lejos de los enfoques en boga de hace unas décadas, que quedaron fijados para siempre. He pretendido con mi libro que hubiera otra visión distinta de las vanguardias.  Las creaciones, valores y creencias de los protagonistas de las vanguardias se fueron con ellos, no así el análisis crítico que se hizo, que cae en parte en el ajuste de cuentas con el franquismo. Así como en una idealización de los movimientos estéticos, que a ojos de hoy hay que relativizarlos y mucho, como inexorablemente en ideologías y prácticas políticas.
Por todo eso mi libro incide en las vanguardias y en su historiografía. Ofrezco un ángulo distinto, sin duda.
El catedrático de filología de la Complutense, escritor de máximo relieve en Canarias, hijo predilecto de Las Palmas y socio de honor de la Academia de la Lengua Canaria, Jorge Rodríguez Padrón me ha dado las mejores noticias que yo podía recibir de mi libro. Cuando una Autoridad se manifiesta con tanto entusiasmo   sobre él, es lo más que a uno le puede satisfacer.
Me pone algo que ya me dijo mi hermano, que va a ser un ensayo de referencia y que incluso a él (que conoció a sus protagonistas) le desvela ángulos y perspectivas no tenidas en cuenta. Tras indicar que su lectura resultó muy placentera o algo así, me insiste que está bien escrito. Otro valor que yo persigo.
 Tanto del libro último del Sáhara como  de este de Aguilar y Paz, no  tenía ninguna duda de que  lo que aportaba  era importante, que no eran  estudios más, sino al revés. Dos grandes profesores  me han dicho de los dos, cada uno de uno, que además están muy bien escritos (por si alguien lo quiere leer: enemigos de clase).

Jorge Rodríguez Padrón me ha enviado ese libro suyo  de arriba, muy prometedor por lo que he hojeado, que pasaré a devorar. Todo va bien. Let´s go. 
Mel es el electricista que lleva dos días en casa. Me acaba de decir -parloteamos mucho- que era muy gracioso, le he añadido que también divertido y simpático, a lo que ha respondido: no seré yo quien lo niegue 

lunes, julio 10, 2017

Todo fluye

Es efectivamente la  historia completa, llevo una semana y no hay manera de completarla
Ayer domingo bajé caminando a la ciudad,  desde hace tiempo lo hago  todos los lunes  para asistir a la  sesión  de amigos en Los Reunidos. Por hacer algo distinto he quedado para tomar cerveza con  mi  hermano en… Los Reunidos. Que si el dueño,  el camarero, Aerosmith, Berlín y mucho California, Arizona y Nevada con lo que me he explayado como un docente-viajero, o bueno, vulgar parroquiano  de  taberna con viajes y verbosidad,  en realidad hicimos pláctica cruzada.
Mi hermano se viene a Cádiz, ¡bravo!, con mayor determinación  desde  que le he hablado de lo obsequiosa que podría advenir  la estadía. Tenemos como imperativo categórico atar los días de vacaciones reservados por nuestra pandilla de verano de Cádiz.
Mi hermano ya tiene el planning, que supone atravesar  la Península de extremo a   extremo. Yo trato de salvar el ángulo muerto de Tánger y Larache, cuña  entre Málaga y Cádiz. Estoy leyendo el libro de la guerra de Marruecos  de arriba. Son varios ya los leídos.  A mí  la vida no me ha podido salir más imprevista. En realidad por todo. Veo otra paralela y más diferencias no puede haber habido. Odié bastante, como hace la  izquierda a enemigos extrapersonales y otros perfectamente abstractos, Franco y el ejército africanista era lo  que yo más podía detestar. Ahora he reunido una pequeña  biblioteca sobre aquella época. Comencé, como he escrito varias veces porque no encontraba libros del Sáhara, después porque no encontraba de Marruecos y Magreb.    Pero antes de que llegue agosto tenemos la fiesta del Consulado de final de julio en las Palmas,  a la que vamos cinco unidades desde aquí.
El sábado  a la  noche me llamaron de Las Palmas, va en marcha el proyecto de los libros por escribir,  y también  la traducción.