miércoles, septiembre 20, 2017

Articulo mío sobre el Sáhara en web colombiana CPLATAM

SIMULTANEIDAD  DE "EMBAJADORES" Y HUIDOS SAHARAUIS EN ESPAÑA

Gracias a mi amiga Clara Riveros, politóloga eminente, experta  en distintos campos internacionales, que  me ha publicado  en su página  CPLATAM un artículo sobre el Sáhara

domingo, septiembre 17, 2017

Mi hermano: ¡PROFESOR DE INSTITUTO!

Empezó el viernes con las primeras clases. Me llamó el jueves a la noche, que le habían llamado de la Consejería y luego el director. Tras hablar con él,  XY y yo de repente abrazados, como si hubiéramos sido  nosotros designados,  o novios.
Como yo conocí algún caso de docencias menores obtenidas a base de  comidas y cenas, y mucho alpinismo (en dirección Rosa de los Vientos), este no es el caso. Ya estaba en la enseñanza privada desde comienzos de año, donde prepara oposiciones, rehace manuales, además de acudir a reuniones de planificación, que le llevan bastantes horas a la semana.
Ahora tiene la enseñanza pública a la mañana en el instituto y la privada a la tarde en la academia. Más su intervención en la mejora de los manuales.  Pero es abogado respetado en las alturas, entonces qué podría hacer,  nos preguntaremos. Pues dejar la abogacía, menos algunos casos especiales.
Releyendo a Hugo Ball, siendo  uno de los fundadores del Dadaismo, (artista plástico, escritor, filósofo...)   acabó reivindicando el catolicismo (mística y ascética) y arremetiendo contra La Reforma y Lutero y prologando a Carl Scmitt, un tipo extraordinario, muy  curioso 
XY estuvo con él, Belén, su madre   el viernes en Los Reunidos,  estando allí le llamó Rosana para felicitarlo (también muy contenta, igual hacemos una celebración a fecha no muy lejana), y me contó (XY) que parece muy desprendido del Derecho. Y añadió,  tampoco pinta nada con los señores advocats. Son mundos opuestos. Eso mismo digo yo.
Hombre, porque son letras, lo demás, absolutamente nada, el paisaje no es para caer rendido ante él. Es mucho paisaje y paisanaje. Ayer vi una película en la que salían unos señores advocats en los pasillos a punto de entrar en acción. Hacía mucho tiempo que no les había visto. Se me hizo muy raro. Una lejanía muy honda. Me explicaré, de silo nuclear y horizonte del Océano Pacífico.
Bienvenido, aunque no de manera totalmente acabada al club de los "ex". Yo siempre pensé que sería "pre" e hice muchos méritos para enquistarme en umbrales, antesalas, prolegómenos. Descubrí ya mayor la importancia de ser "ex", lo que ha dado extensión y relieve  a mi  vida. Podría enumerar los "ex" o "trans" acumulados. Haber salido del largo túnel y convertirme en "ex", es de lo mejor que me ha pasado en la vida. Me satisface haber resistido, saber adaptarme, pasado por el aro, atravesado las horcas caudinas. No me ha gratificado haber sido, lo positivo, sino nuevamente la negatividad, el reverso, el haberlo soportado y muy bien en relación a la incompatibilidad ontológica, ética y estética.  Tuve que hacer muchos empeños de autoengaño y disimulo constante. No hice el tonto y mantuve el tipo como un marine de los EE.UU. Mi recuerdo para mi queridísimo amigo ya desaparecido, Javi  Vidorreta y a nuestro buque "Magurio", del que desembarcaba el cuerpo de marines, aunque lleváramos una bandera pirata  

                                                                                                           

jueves, septiembre 14, 2017

Nuestra estirpe sobrevuela los Andes como el cóndor

A mi hermano hoy le ha felicitado (brillantez) un compañero suyo de profesión, lo normal es que lo haga la jerarquía o que lo recomiende. La conferencia y concierto aplazados ya tienen fecha, el 25 de octubre, si no recuerdo mal. El lunes celebramos el cumpleaños de belén y el sábado que viene el de Rosita (comida) y hoy es el de Serena.
El lunes departí en Los Reunidos con Juan Pedro, el consejero del Duque de Weimar y demás sobre Rorty y provoqué un silencio conventual. Me salió, a fuer de ser sincero, bastante cultura como si fuera una pequeña herida abierta que estuviera manando  sangre. Finalmente borboteó tanto que me dijo el consejero del duque de Weimar, JP que no lo repitiera en octubre en Mácaros, porque ya había sido bastante.
-Pues reprodúcelo en Mácaros- guasap –que son unos 25 y al parecer echa humo- le insté.
-Uf, no podría.
Aunque  sobrevolé más alto con Foucault. 16 libros son muchos libros. Puede ser que a Mácaros/octubre vengan dos intelectuales  profesionales  de la Península. Les he ofrecido el complejo que está vacío.
En Santa Mónica mientras ibamos una tarde por  las tiendas más divertidas que he visto nunca, mi hija para provocarme me dijo que era un diletante. Pues no, yo soy un intelectual vasco de izquierdas.
En los andes
Por instagram vimos la fiesta en el pueblo de los Andes donde John había sido nombrado capitán y E acompañante  con  bandas con sus nombres; debe ser como la reina del carnaval y primera dama. Fue una experiencia única y trascendente, vienen a decir. Cuando XY me enseñó el video con ellos  haciendo tonterías, le dije están tocando “Despacito” la banda de música de la aldea andina. Después nos enteramos por las redes que E. consiguió que la banda tocara “despacito”. Me hinchó de orgullo y le  escribí felicitándolo.
Ahora  desde Chile en directo
¡Pues seguimos pasándolo bien, sí! Ahora mismo desde Valaparaíso o Valpo. De una decadencia lisboeta y similar encanto portuario y nostálgico. Y el viaje en coche una maravilla. Los valles vinícolas entre Santiago y Valpo son dulces y claramente híperproductivos. Parece el norte de California, pero en más verde.

domingo, septiembre 10, 2017

Tertulias Mácaros: la matriz, la continental, y la guasap

Chiquián, Perú
Me llega un correo de Juan Pedro, el consejero áulico de nuestra tertulia Mácaros, en el que me da cuenta de la celebración de la primera tertulia “Mácaros continental”  a finales de agosto en el puerto de Navacerrada. Me manda una fotografía de él, el anfitrionazgo de la matriz (Oliver) y de una profesora y profesor emérito o algo así, de abultados CV (los he fisgado, les había oído hablar de ellos) -, y me vuelve a reprochar que no tenga guasap. “Para que pongas cara a los dos” del Mácaros virtual o guasp, “que igual hacen una escapada a la tertulia  matriz (Oliver)”. Al menos reconocen  liderazgo fundacional y  esplendor. Están enloquecidos y mucho más intelectualizados, si ello fuera posible, desde que tienen “Mácaros guasap o virtual". Los únicos que nos  mantenemos  extra civitas somos mi hermano y yo.
Como están entretenidos con teorías, libros, autores, incluso suelen decir “Cuál piensas que sería la solución”, lo que me indigna, se han vuelto morosos en las citas. Pues así las cosas se ha retrasado el cónclave de este mes, al que viene. Voy a escribir un manifiesto contra ellos y voy a constituir una célula de Mácaros autónoma, rebelde  y desintelectualizada. Currículos inflados a la puta calle, no entran. Ya hay de sobra.   
Aún no ha amanecido, me he despertado de un largo sueño  en el que estaba en Marruecos, exactamente en Tánger, cuando al comienzo de la II Guerra mundial fue tomada por los españoles, y  conservaba el estatus internacional. Había una mujer que pintaba mucho en el sueño y con la que Chukri tenía relaciones carnales. Chukri sí, yo no. Nunca había soñado con Marruecos.
Enciendo el ordenador y este correo de E. desde los Andes. Merece  transcripción, breve y descriptivo.
Y tanto! Me sigue resultando incomprensible como en medio de Perú me puedo comunicar en mi idioma - si usamos las mismas palabras!
Estamos en el hotel ya en Chiquián. Los Andes majestuosos, algunos nevados. Lagos glaciares, cielos violáceos. De una belleza sobrecogedora.
Seguiré escribiendo. Besos, E
Este es el tipo de comunicación que tengo con mi hijo. Nunca me he planteado como serían ese tipo de relaciones. Yo mantuve una larguísima no relación a muerte  con mi padre, y al final fue muy buena. Estar sin padre tantos años y determinantes  es un capital que no se puede desperdiciar. Son una tensión y vacío  enriquecedores, sirven para buscarte en campo abierto, entre abedules, alerces, coníferas, trigales, marismas y roca viva. Das mucho rodeos, pierdes mucho tiempo, te equivocas también mucho, pero vives más y puedes salir hecho  un producto  montaraz, divertido y con imprescindibles dosis del genoma estrafalario, enemistado con el aburrimiento. Todo vale si al final te llevas bien (padre), no regular, sino más, porque siempre se mantuvo  su sombra.
Pensado estas cosas  y como con mi hijo siempre me he llevado muy bien-he sido un padre simpático y alegre, eso dijo una vez, y nada coñazo ni cursi ni inseguro- , hubo un momento que me preocupaba por él por llevarnos tan bien. Algo que surge, se da y punto. Me culpabilizaba y me daba pena, pensaba que  estaba limitando su vida, pero no podía inventarme un conflicto. Solo he hablado de temas personales de intensidad dos o tres veces. Le di mi opinión después de que cumpliera 20 años. Solo porque me lo pidió. No me importó que lo hiciera, sino al revés.
Suspensión de la conferencia de mi hermano
La conferencia era el día 22 de este mes en el Casino. Se había suspendido el cumpleaños de Rosita inclusive. Pero resulta que al pianista que venía de Madrid al acto, le ha surgido una gira por China. Pasa a octubre, sin determinar. Ya estaba haciendo cábalas sobre lo que escribir sobre él en mi columna. La segunda vez hubiera sido. No pensaba mirar la anterior, para ver si salía idéntica o disforme.
¿Impasse? ¿Catapulting?
A mí me iban a llamar del extranjero, para algo que sonaba muy bien a celebrar en otoño. ¿Estamos ya o no estamos?  No sé nada.


viernes, septiembre 08, 2017

Sofoco catalán, Chukri y Tennessee

El primer gran hito histórico que viví fue el Proceso de Burgos, diciembre de 1970. La historia con toda su excepcionalidad y dramatismo se imponía y  atravesaba nuestras vidas. Radio Paris (en Bilbao la cogíamos muy bien), la Pirenaica, la BBC… daban cuenta del momento histórico en el mundo y en nuestras calles.
La historia podía ser un remolino, un tornado que nos arrancara del suelo de nuestra cotidianidad para abrir nuevos espacios y marcos de extraordinaria intensidad, transidos de   mucha carga emocional. Lo he contado muchas  veces, unas cien  personas (muchos de los jóvenes que pasamos de vigilia en la Iglesia de la Residencia de los jesuitas) organizábamos saltos en las intersecciones de calles y plazas, descomponiendo  el orden del ciudad. Los grises vestían muy ridículos pues llevaban cascos y largos abrigos grises con las trinchas por fuera. Los coches eran Seat 124 que se les veía venir  de lejos ya que con los “saltos”, al haber  cruzado coches aparcados en el medio de la calle, que se podía hacer entre tres, se retrasaba su llegada. Al  formarse atascos y embotellamientos, aunque los vieras tardaban en llegar (minutos eternos). A los que había que tener miedo eran a los secretas, a los que no podías reconocer. En aquellos días vi a un gris detener muy cerca de donde estaba a otro manifestante apuntándole con la pistola. Alguien llamó a casa diciendo que estaba harto de vernos a mi hermana y a mi en las manifestaciones. Sería algún facha (de verdad).
Hace tiempo me di cuenta  que había estado en más manifestaciones contra Franco, que ya en democracia, cuando las veías tan pobladas, burocráticas y en las que ya habías dejado de ser necesario. El antifranquismo no era una devoción, te comprometías porque nadie lo hacía (solo 4 gatos; mi asombro inenarrable al final de la transición de que todos se habían vuelto sin Franco antifranquistas, que les conocías, entonces dejé de ir a las manifestaciones), era una verdadera exigencia moral. Una especie de imperativo kantiano.
El golpe de estado de los separatistas catalanes, su desfachatez infinita y jamás vista me recuerda al 23-F. Nuevamente la historia vuelve a comparecer con su remolino de tornado, abriendo incertidumbres, operando sobre ti, haciendo que te afecte al no poder sustraerte  a ello, siguiendo esta historia catalana con interés que te molesta tener.
Si la política ocupase un papel poco relevante en nuestra vidas, si casi pudiéramos vivir al margen, las energías de que dispondríamos para nosotros mismos, sin que nos involucraran, ni  fueran cargas de hartazgo y aburrimiento, podrían ser fabulosas y gratificantes.   
Ayer terminé de leer a mi adorado Mohamed Chukri, un diario sobre la última estadía en Tánger en 1973 de Tennessee Williams. Qué gusto seguir por Tánger. Chukri vivió una temporada en Larache. Ahora busco su diario de cuando la estancia de Jean Genet en la ciudad, no lo encuentro. Creo que lo tengo.
He vuelto al País de los Negros  (Bilad- al Sudan) de la mano de “Al Ándalus y las fuentes de oro” por tanto a una geografía de acogida: la Curva del Níger, a los reinos de Ghana, Malí, Songhay