jueves, abril 24, 2014

En la Enciclopedia de Economía, Finanzas y Negocios

Buscaba el martes la incipiente  difusión de mi libro  El Ensayo en la Literatura Canaria en internet, cuando me tropecé con esta colección, una magna enciclopedia con sus volúmenes, anexos  y CDs  de la súper editorial  jurídica y de negocios:  Wolters Kluwer, una mega enciclopedia de 20 volúmenes. De 2010. Los libros tienen vida y dan alegrías con el tiempo, que es lo que cuenta.
Estaba en el VOL. 18 en lo relativo a sindicalismo, o sea al final del alfabeto con mi libro Abogados Laboralistas y pos-sindicalismo. Esta entrada está al cuidado de un nutrido elenco  de catedráticos, magistrados, letrados en  Cortes... Cómo podré estar  yo con todos estos…  ¿si me conocieran? Los pares de esta gente tan ilustre suelen ser los abogados de reconocido prestigio, entre los que evidentemente no me hallo, ni me hallo ni  sabría relacionarme. Intruso total, pues.  No paraba de  sonreír mientras miraba divertido la enciclopedia.  Primero se veían sentencias  europeas, constitucionales…, luego los libros,  debajo las webs de los sindicatos, OIT…
La verdad que eso de  estar entre los 13 sesudos libros de bibliografía, junto a las editoriales Aranzadi, La Ley y demás, solo me hacía sonreír.
Sabía que había escrito el único libro de  abogados laboralistas que se escribiría nunca en España, y  sabía que sólo lo podía escribir alguien de fuera que  conociera algo por dentro ese mundo, so pena de que alguno de ellos nos largara alguno de sus manifiestos obreristas del  S. XIX, tan enjundiosos e interesantes, como aquel del pasado año. Lo que en absoluto  esperaba era que pudiera  ser incorporado a una enciclopedia tan selecta  como bibliografía.
No es en la única bibliografía en la que estoy, que conste y aprovecho, ya que figuro en la de la Sociedad de Estudios Vascos  -donde reposo  muy feliz-  sobre el  arte vasco de después de 1936, ahí estoy con toda la élite de la crítica e historia de arte. Se lo debo a Vasca Cultura de altura,  libro  que El Niño también localizó en una editorial anglosajona donde se  me cita y reproduce en inglés.
Lo que son las cosas, Abogados laboralistas y pos sindicalismo lo escribí muy motivado por asuntos personales, no me pliego tan fácilmente a mafias  –no sé lo que haría con las de verdad,  con las sectoriales ni de coña. Y no olvido, como saben bien.
Ha salido ya EL ENSAYO EN LA LITERATURA CANARIA  (Y PRESENTE SOCIOLITERARIO), pero en dos meses he escrito el libro más rápido de mi vida, va de sindicalismo también, también motivado.
Como la vida es tan irónica conmigo, igual termino siendo un escritor de sindicalismo y  además, de culto. O de abogados y negocios, finanzas y economía.

http://es.scribd.com/doc/186953939/Enciclopedia-de-Economia-y-Negocios-Vol-18-pdf

Ya que estamos: USA

Libraire et conditions de vente | Catalogue du libraire | Poser une question au libraire

21.

Image de l'éditeur

                          

Abogados Laboralistas (Excorde) (Spanish Edition)

José María Lizundia Zamal
(Richmond, TX, U.S.A.)
Quantité : 1
ISBN : 8495136198
Commander
Prix: EUR 21,96
Autre devise
Frais de port : EUR 14,49
De Etats-Unis vers Espagne
Destinations, frais et délais

 

martes, abril 22, 2014

Constituido el gabinete de crisis

Con estas palabras inició XY ayer su parlamento en Los Reunidos. No era para menos, había que encauzar el desbordamiento, acabar con las lamentaciones de “esto se nos ha ido de las manos”, “no  lo hemos sabido gestionar”, “a ver que hacemos”, “ojalá llueva” y otras formas de derrotismo y abdicación.
 Protocolos de actuación, gestión coordinada de la crisis, efectivos que movilizar, funciones detalladas, líneas de choque, logística, marco teórico, opciones, costes, prelación de objetivos,  máxima instrumentalidad en los medios… era lo que se requería.
Hay que ponerse manos a la obra. Casi un centenar de personas en casa de nuestros amigos en la supurante línea roja del primer día de boda miércoles. De varios continentes.
Lo que iba a ser el día de la familia y de íntimos, es cuestión de varios autobuses y lanzaderas. De nuestras familias no se esperaba para ese día ni una sola unidad –miento, un sobrino y familia-, siempre  tenemos    en reserva a  mi hermano, un familiar a fin de cuentas dudoso pero omnipresente.
Yo lo había pensado: si contaminamos de nosotros mismos  a los demás presentes puede resultar bien. Nos sobra gracejo, simpatía, calidez, naturalidad,  dosis de originalidad y un evidente don de gentes (que puede transformarse, llegado el caso, en espada luciferina).
El Gabinete de crisis está dirigido por Yisas y XY,  más los de Mijas, detrás están Rosita y Fer, ya como asistente, para ornamentar de flores y detalles la finca. A mi se me ha asignado las labores de recadista y conductor.  A mi hermano no le hemos confiado ninguna función, aunque no por esperar  que nos sorprenda. Es una Oktober  100% auténtica
Ayer se hizo recuento de arroces indios y especias, Yisas también domina esa cocina y el cuscús, tenemos dos casa y dos cocinas (hasta en eso es Oktober), y harán falta unos calderos. Hay que contratar mesas, sillas, cubertería.
Para meterle en ambiente descubrí a Yisas la magnificencia del gran centro comercial de Fuengirola, que  es sin duda el mejor y más divertido que conozco (por hoy voy a utilizar ese adjetivo a pesar de que siempre me irriten quienes lo emplean y cómo lo emplean).
La cúpula de la organización de ese día se ha constituido en grupo de estudio, jamás he asistido a un operativo de esta envergadura. Me ilusiona asistir a una boda sucesiva en al que se tenga que trabajar a destajo y discutir complicadas cuestiones de logística, y con una organización sistemática, que disolveremos en el mismo campo al anochecer o en los bares ya familiares de Fuengirola.
Los ensayos para el sanguit del viernes  ya están en marcha. Nuestro contingente  tiene una notable participación en él. Mi hermano acompañará en los teclados a Amparo y a Nuestro Amado Líder. Octaviansky, por si me estás leyendo,  vas a tener una presencia fugaz en el escenario, un solo tema. Ante un público intercontinental y masivo. ¡Quién os lo iba a decir! No a Amparo.


domingo, abril 20, 2014

Sacerdotal para la boda y álbum de los novios

"La gota que colmó la medida de su desesperación y envenenó su conciencia fue el prólogo que escribió Kamenev en su libro sobre Gógol".
Contra toda esperanza de Nadiezhda Mandelstam, pág 249

El sábado llegó la ropa para la boda, solemne, litúrgica, como  casulla de celebrar misa y bombachos ornamentados, ascendí si hubiera todavía clases sociales al menos tres. Muy elegante todo, brocado y pedrería.  Nehru, Ghandi…resuenan.  Se veían  grandes ventiladores en los techos, mármoles en el suelo, madera en los rodapiés,  cristales de colores en puertas y ventanas, estancias sin fin que atravesar hasta donde nos esperaba el Gobernador inglés, representante de su graciosa Majestad, mientras en las mesas y escritorios se afanaban marinos de la Royal Navy,  miembros de los Dragones de la Reina y personal nativo. Fuera  resplandecían las cúpulas doradas. Así es como me siento: súbdito de la Reina, hasta que me quito la ropa. Viéndome tan  indio podía mi imaginación haber ofrecido otras muchas escenas, pero solo me ofreció la que he relatado. Insistentemente. ¿Necesitaré un  bigote para la boda que poder atusar circunspecto? Lo siento, me pongo británico.
Nunca había pasado nunca una semana santa tan rusa ortodoxa de total enclaustramiento. Quería leer y corregir mi último libro, el más rápido de todos, y todo lo he hecho.  
Se acerca todo, una acumulación de eventos presididos por la boda, de una densidad excepcional, y variados. Por si esto, que pudiera llenar un año de una persona algo  movida y divertida, no fuera suficiente, el sábado me compré un libro de entrevistas de Foucault, lectura de Mákaros para primeros de junio y el día 12 de ese mes presentación de mi libro sobre el ensayo en la literatura canaria en la Real Sociedad Económica de Amigos del País.
 

Romantic engagement session in Cognac France




 

Good Friday to all the Trulovers!  I have a wonderful romantic engagement session to share with you today from Cognac France.  Located in the Poitou Charentes region of South Western France, Cognac is delightful place and somewhere that I had fun exploring two years ago when I was staying near Saintes.
Today’s submission comes from photographer Robyn Rachel who is also the best friend of the soon to be bride, Shilipa.  Shilpa and Eguair are planning a Spanish/Indian fusion wedding next May in Malaga Spain.
My day was completely cheered up as these came through and I edited the post.  I loved seeing the different surroundings, tones and colours in the French countryside and then we come to Shilpa’s wardrobe changes, so many fabulous outfits!
Robyn takes us through the love story of her best friend and their romantic engagement shoot: “Eguiar and Shilpa both met in graduate school at Georgetown University three years ago. They were both pursuing their Masters in International Relations and hit it off as good friends. A year into the friendship, she noticed he started acting different towards her but didn’t want to ruin what they had so she quickly ignored it.
French Wedding Style – Photography © Robyn Rachel Photography
 


That summer, she had a close friend’s wedding and had asked him to go as her date, explicitly stating that it was purely platonic and she didn’t want to start anything. Well, he never heeded her demands and decided to just go for it. She ended up leaving to work in Afghanistan for a summer and once she came back, it was obvious to both of them that they had to see how this potential relationship would turn out. They’ve never looked back and plan to wed in Southern Spain next May alongside her Indian relatives, his Spanish friends and family and their friends from around the world.















This engagement inspiration stems from Eguiar’s love of France, both when he worked on restoring a castle in southern Provence when he was a teen and when he studied for a year in Paris during university. Two of their friends were getting married in Cognac and they thought it would be a perfect opportunity to take advantage of the beautiful French countryside landscape, the abundant vineyards and long summer days.









I am dreaming of long summer days roaming around the French countryside and this brings back wonderful memories of Cognac!
  
 

sábado, abril 19, 2014

Rusificado con Pushkin, conmovido con Nadiezhda Mandelstam

El miércoles no encontré el Eugenio Oneguin  de Pushkin pero el jueves sí, a cambio compré al gran Tolstoi y a Gógol.  La sonata de Kreutzer e Historias de San Petersburgo. No imaginaba que llegaría a leer a Gógol, pensaba que para mí siempre permanecería como nombre de  escritor ruso.  A este paso leeré e Lérmontov.
Si leo para escribir un libro y he elegido un asunto leo todo lo que pueda  interesar para mi propósito, y que esté a mi alcance. El motivo de abordar un tema es plenamente consciente, aquí en absoluto. Esta fiebre rusa que padezco, no puedo atribuirlo a  motivo alguno, y no es la primera vez que me pasa aunque siempre ha sido más particular: un autor, una familia (los Mann), un tema…
A Gógol lo encuentro por debajo de Tolstoi  y Pushkin. Algo alambicado en  el tema, pero no al escribir y que asocio con fábulas y fogonazos, tira de recursos fantásticos  un tanto forzados para estructurar los relatos.  Tiene la necesidad de rematarlos y ¿cómo se remata? Pues con bengalas fantásticas. Tienen una cosa en común y es su cosmopolitismo  básicamente francés. De Tolstoi he rescatado un libro que tenía sobre lo bello. Había empezado a leerlo. La cultura estética de Tolstoi, por tanto filosófica es extraordinariamente sólida: Kant, Lessing, Baumgarten,  Winckelmann, Schelling, Fichte, Hegel,  los digo de memoria, hay muchos más.  Para ser un maestro hay que tener cultura.
El que me ha cautivado es Pushkin, un genio y un personaje extraordinariamente atractivo, cuya literatura se funde con él. Tan suelto, novedoso y fresco, desprejuiciado, capaz de introducir formas diversas y mezclarlas, vitalista, osado, satírico y cínico;  se despliega torrencial para capturar la vida desde muchos ángulos pero siempre fiel a sí mismo.  Gógol se adaptaría a fórmulas y oportunidades literarias, Pushkin las somete a él, que es el soberano, a tal punto que escribió en su diario que mataría al Zar Nicolás I por su muy especial relación con él y su bellísima esposa Natalia Goncharova (apellido también de aquella pintora de la vanguardia constructivista rusa).
Temía que al ser Eugenio Oneguin novela en verso no podría con ella, pero más deliciosa no puede estar resultando, es él,   visual antes que  descriptiva, hedonista, de escenas de calle y salones que bullen, y al lado, la vida en el campo ruso. ¡Oh cielos, el auténtico Parnaso! El libro, de Cátedra, es en ruso y español, de forma que ya tengo el primer libro bilingüe en ruso, que parece se escribe con andamios y sobre chapa,  y no a mano y sobre  papel.
Allí aparece Chaadaev  -otro simpatizante de los decembristas de 1825- que no tiene ninguna entrada  en español  en internet, y que yo conocía como a Belinski, cuyo nombre  puse en  un libro.  Sigue sin aparecer Herzen que estuvo vinculado a los  dos anteriores. Quién si lo cita es esa señora amorosa que es Nadiezhda Mandelstam, y varias veces.
En realidad a parte de Pushkin de quien quería hablar era  de la viuda de Ossip Mandelstam, de Nadiezhda Mandelstam, una enorme y conmovedora escritora que cuenta la vida y muerte de los escritores rusos bajo el estalinismo, empezando por la de su marido, y todas las atrocidades, Infamias, crueldades… la ignominia sin límite de que hizo gala el comunismo, pero eso supondría  seguir con Pasternak, Brodski, Anna Ajmatiova, Gumiliov, Marina Tsvietáieva… para lo que no hay voluntad.
 

viernes, abril 18, 2014

Gabo y los grados de la infamia


Lo último que creo leí de García Márquez fue Noticia de un secuestro en un viaje a Bilbao. Me pareció tan perfecto que no seguí leyéndolo. Era tan normativo…. Como hacerme un master de periodismo, a lo que no estaba dispuesto. Y el elemento retórico, autorreferencial, el sobrante donde se refugia el plus  de significación literaria… ¿dónde estaba?
García Márquez puntúa también en una compatibilidad siniestra. La grandeza literaria o creativa puede estar plenamente disociada de la decencia moral. Hay mil muestras de ello.
Apoyar a una dictadura comunista y familiar, rebasa los más relajados estándares de filosofía  moral y ética política. Es abyecto en profesionales de la creación literaria que  entran en la categoría de  intelectuales. No tienen disculpa, es mucho más grave.
Ahí están gente tan abominable como Pablo Neruda (de la Oda a Stalin), Paul Eluard y Louis Aragon,  y en España siniestros como Alberti y alguno más.
En Canarias tenemos al pseudo lanzaroteño y eterno estalinista, simple hasta la muerte, moralmente ciego e intelectualmente tosco y parvulario,  pero víctima de la grandilocuencia de tribuna, de la arenga  de firma que fue José Saramago, un Ché Guevara para la masa crítica masiva –tan interesante ambas- hispana y canaria.
Gabo tuvo la inteligencia y decencia de no tratar de enarbolar  banderas, ni decir las sopesadas nimiedades  del comunista vitalicio, dado a las gratificaciones que el Pueblo dispensa a sus tribunos, que fue nuestro lanzaroteño  universal de la frivolidad.
Este espíritu crítico de tanta altura, entre sus muchas agudezas analíticas dijo que en Gaza se había  producido un genocidio. Este era el nivel de la ceguera, que leí, un tratado... sobre la intimidad de la  estulticia. 

martes, abril 15, 2014

La táctica Oktoberfest

El día primero  de la boda (semana casi) miércoles  se ha producido overbooking, las lanzaderas para subir a la finca se habrán de emplear a fondo.
Ayer recluté a Yisas para que con los italianos improvisemos  (espíritu Oktober) atenciones a los invitados, trato familiar,  simpatía, proximidad  y algunos platos que se acometerán con máxima creatividad. Tenemos a Yisas reconvertido en gran chef que es  hombre de recursos, al dueño de uno de los bares  del Palio de Siena, Antonella  que hace eventos, y a Serena  máxima cocinera italiana. Por cierto, Yisas a sus 60 años va corriendo desde la Playa de las Teresitas, subida al mirador incluido, hasta Igueste de San Andrés. Y vuelta.
Amparo me dice: Yisas dice que tú sí que caminabas ¿ya no?
-          Mariconadas, ayer bajamos andando. Mis grandes empeños siempre los he orientado a enormidades. De adolescentes, en verano mis amigos iban al pueblo de al lado en tren y yo iba por monte, cosas así.
A mí los retos oktoberfest me fascinan, pero  lo divertido y bueno siempre acaba por ser reprimido que es lo que me pasó a mí, cuando estaba en puertas de crear un clásico, al que nadie faltaba y que alguno me reprochó no haber sido invitado.  Me acuerdo de ir con Kamenev  a Alcampo a horas en que nunca estoy en la calle a comprar botellas y viandas, con idéntico espíritu que los guateques. Con Los Brincos también.
Correo de mi hermano.
Querido hermano: deseaba regalar a los novios algo de nuestra tierra: una mantelería, un timple… o incluso una porcelana de Lladró que tuviera  reservado su  espacio en el salón del hogar que construyan, pero imponderables económicos me  impiden hacerlo con la singularidad que merecen. Así las cosas, y en compensación pienso entregarme a participar y a dar lo que puedo ofrecer, que es música.
He decidido, dada la potente instalación musical que contará el sanguit el viernes (de boda), acompañar con el mayor esmero a  Amparo y a Nuestro Amado Líder. He intuido que participar, involucrarse, dar a los demás puede ser una experiencia gozosa, aunque algo  inédita para mí,  lo mismo que observar conductas colaboradoras, concertadas, armoniosas, socialmente constructivas, desprovistas de irritabilidad y de esa censura previa de que nada merece entregarse   a los otros.
"O en todo caso de manera muy acotada y efímera, como un encendido parlamento  entre abstracción y ausencia" confiesa imitándome.
Al parecer, un cristiano como mi hermano no aprendió nada de la Última Cena ni de la Vida de Jesús,  es muy sintomático que en aquella cena el Mesías (cristiano) compartiese la comida, y que la comida fuera sacralizada a comunión y esparcida indiferenciada entre los fieles.
La mayor traición que puede hacerse al mensaje de Cristo, es el rehusar  a compartir la comida (el NO MENÚ  -él por libre-  como significante evidente, inamovible, traumático), que es  comulgar con los demás, y elevar las más desmedidas fronteras simbólicas a toda comunión y participación con el “hacer puchero –carne básica, elemental, primaria-  aparte”. En esa escena primordial que diría Lacan, se muestra  el resumen, matriz, símbolo del que habla y  actúa como inminente  concertista - primera figura en el Lincoln Center de NYC. Pero ese viernes toca acompañar  en los teclados y resulta que hay que ensayar, que ha de hacerse con el mejor espíritu, con mínimos de trabajo en común,  sin asomo de irritabilidad, molestias, irreductibilidad y actitudes histriónicas. A qué sí, hermano, tengo plena fe en ti.

domingo, abril 13, 2014

Dostoievski apostilla a Nietzsche


La posmodernidad nació en el arte y en concreto en la arquitectura a finales de los 70. El arte deja de avanzar con nuevas tendencias o movimientos,  retrocede y toma citas anteriores, estilos pasados, los mezcla, deja de creer en la idea de vanguardia artística.
A la posmodernidad se le opone por detrás la Ilustración con sus valores universales y emancipatorios

Nietzsche proclamó aquello de que “Dios ha muerto”. Dostoievski: “si Dios ha muerto todo está permitido”. El nazismo y el comunismo se lo demostraron cumplidamente.  Así terminamos  nuestro encuentro en el Oliver la tertulia Mákaros. Antes de la cena en el bar hablamos sobre el arraigo (o anclaje) de la moral en la religión. Las enunciaciones éticas laicas son volitivas y teóricas, ¿qué es el imperativo categórico kantiano? Pues eso, un imperativo externo, una exhortación o una estimación. El tema es la vinculación personal y moral  del imperativo, no un ideal al que aspirar.
El libro para leer fue Antropología metafísica de Julián Marías, un libro de 1969 que queda caduco. Como mi hermano. La antropología en aquellos años era una ciencia y con Levi Strauss se inscribía en el estructuralismo en boga. En cuanto a la metafísica, estaba completamente derogada, como depuesto el sujeto o el yo. Heidegger canceló solemnemente la metafísica aunque desde otra metafísica (el yo por el ente). La metafísica fue desmantelada además  por Nietzsche y Wittgenstein y el giro lingüístico del Círculo de Praga, la filosofía del lenguaje, la analítica y por todo el estructuralismo francés que termina en el posestructuralismo y la deconstrucción que son  los que  consiguen interpretar nuestra cultura, nuestro mundo a  partir de los 70 del siglo pasado. El objeto de la verdad  y el logos pasa a ser el del discurso, las narrativas. Con el sujeto han caído los grandes relatos de legitimación (el marxismo, la religión y todas aquellas comprensiones totalizadoras, holísticas).
El logofonocentrsimo frente al palimpsesto de las escrituras sucesivas de Derrida, y las genealogías  y los micro poderes de Foucault señalan a un único autor  del logos:  HOMBRE- BLANCO- OCCIDENTAL-  HETEROSEXUAL. El es quién ha acuñado las sucesivas ideas de  verdad, de  legitimidad, la centralidad de una visión del mundo que pasa a  tratarse de un discurso, SU discurso.
Ahora lo que interesa, concluye la posmodernidad, es que afloren las periferias tapadas, que son MUJERES, NEGROS y otras razas, HOMOSEXUALES, las poblaciones de los países COLONIZADOS. Pero quienes han colonizado los departamentos de  humanidades de las universidades americanas son los franceses Deleuze, Guatari, Foucault, Derrida, Braudillard, Lyotard… En las que se han hecho fuertes los estudios de los colonizados, gays, mujeres, negros y otras etnias.
Me cabe el mérito de que el viernes logré que Mákaros cruzara el Rubicón, o de  guiarles a la tierra prometida de nuestra época: La posmodernidad y conocer así nuestra cultura, los fenómenos de nuestro tiempo y  de paso del origen del relativismo cultural. La ausencia de verdades fuertes.
Me interesa la posmodernidad porque es conocer y entender nuestro mundo. No soy posmoderno , porque me opongo al relativismo cultural y creo en verdades fuertes, diré más, indiscutibles: Derechos humanos, libertad y justicia, los fundamentos   de las sociedades abiertas.