jueves, julio 24, 2014

Con los débiles siempre los más fuertes

Hoy ha sido día de opiniones normativas: la voz de la calle, la Voluntad del pueblo como aquel grupo terroristas ruso del XIX, o la “voluntad general”, la mejor abstracción, gran mandato, para encubrir los totalitarismos y que se debe a Rousseau.
En un organismo público, con un conocido simpático. Como la conversa va por donde va, me apresto a aclarar  y  enfatizo “lo digo porque soy un facha”. Como sabe  que por mucho que me declare, tampoco encajo en ello -¡dónde encajo yo realmente, si  eso ocurriera!-, me dice que “está con los débiles” y como hispano muy original y atractivo  me cita a los saharauis y palestinos. Obviamente, no es por lo que haya podido leer o estudiar sobre el tema. Es algo de lo que te libra “estar con los débiles”.
Da la casualidad matemática que suelen “estar con los débiles”  los que siempre están  con los fuertes, los que en todos los ámbitos en que actúan o se manifiestan están en absoluta mayoría. Este es un sindicalista que en su barrio,  en los bares de ocio de La Laguna, en los juzgados, en ese organismo en  que estamos, en las manifestaciones asiduas, en todos sus mundos de la vida sin una sola excepción, siempre está con los fuertes, con los que llevan la voz cantante y dominan, pero así toda su vida, los que nunca han desafiado a nada, jamás han arriesgado  ni con una opinión,  ni nunca se han sentido solos, y también se han abstenido de ir un solo día a contracorriente, y si alguno ha disentido era amigo.
Anteayer en casa hablaba con nuestros invitados. Él me decía que yo era un espíritu libre y que nunca buscaba beneficio de nada. Nunca me he pensado como espíritu libre, y lo segundo es otra carencia más, yo creo que para mi desgracia me muevo más   a ras de alma que espíritu, que  es mucho peor. Jamás he  arriesgado mucho aunque pueda ser que algo sí por mis ideas. Siempre he sabido los tabús que demolía cada vez que daba un paso más en mis ideas minoritarias –de eso se tiene conciencia muy vívida-, ideas muy débiles en mi mundo, incluso me encontraba  entre los de extrema debilidad, por muy fuertes que lo sean en Nueva York, Tel-Aviv o Casablanca –que incluso son lugares más interesantes que Gaza o Tinduf, admirables  y sinceras almas bellas-, pero que a mí no me tocan. Y eso supondría hablar de ideas, cuando al progre lo único que le basta es lucirse de  moral, lo que no pasa de ser una estética, expresión otra vez  masiva. Un  progre jamás te  va a entrar por las ideas, por lo menos desde mi época, sino por una afectación y una parodia.
El sindicalista lleva su vida  “estando con los débiles” pero entre los fuertes con mayoría absoluta desde que nació,  y yo estoy con los fuertes pero en el campo de los débiles, que podría ser comparativamente un poco más interesante.
Si hablamos de "estar"  y de experiencia tenemos que referirnos a nuestra circunstancia, espacio, ambiente… pero no conozco a ningún progre que no haga trampas.

martes, julio 22, 2014

Invitación Fiesta Nacional de Marruecos

Este año para nuestra desgracia no podremos asistir al Decimoquinto Aniversario de la Exaltación al Trono del Rey Mohammed VI
Uno de los atractivos era la mesa donde nos sentaban, de sabios e intelectuales. Pero bueno en septiembre estaremos en las Palmas para  la presentación de El Ensayo en al Literatura Canaria

domingo, julio 20, 2014

CON ISRAEL (Javier Nart y Gaza)

 

Javier Nart ha escrito en twitter –le sigo- GAZA LA VERGÜENZA DE EUROPA. He dado un respingo con Gaza y Europa, Gaza ¿Europa?  (Chipre ¿Gernika?).
Cómo se puede formular tal enunciado  imposible y absurdo. De chocante llego a la conclusión de que como es parlamentario en el Parlamento europeo, si inconscientemente no  estará  dibujando  una ampliación de sus competencias europeas para poner orden en Gaza, que básicamente consistiría, si no en evitarlos, al menos  en equilibrar los muertos entre bandos.
Lo digo porque de los medios se extrae, por unánimes,  la indignación o el sentido malestar general  de que haya tanto desequilibrio de muertes. Nunca falta la comparación: 150 por 1, y tendrías que pensar: no hay derecho, es un abuso. Son muertos comparativos. No tienen entidad axiológica propia  como muerte valor absoluto, sino muy relativa.  
Esta tesis la confirmo con la falta total de estima o valoración de los muertos libios, los niños sirios, los niños iraquíes… No existen, nunca han existido. Podrían hacerlos desaparecer a todos, que nuestra opinión pública no se sentiría no ya interpelada sino mínimamente conmovida, como en Yugoslavia, como en Ruanda.
¿Estamos seguros de que los muertos palestinos tienen entidad propia y absoluta?  De verdad: qué importa más, ¿que mueran palestinos o que no mueran israelíes como merecen? La verdad. ¿Qué les hace a los palestinos tan valiosos que no tengan sirios, iraquíes, libios…? ¿Alguna respuesta…?
En la prensa también he leído que los  4 niños palestinos muertos en la playa habrían sido objetivo israelí, no dicen el mando que ordenó matarles, pero bueno,  estaban solos, jugaban al fútbol, solo había basura en la playa, porque Gaza no tiene depuradoras y no las tiene por la maldad inmanente (bíblica)  a sus vecinos, una contextualización precisa,  para tontos.
Lo que me estremeció fue esta  redición de  aquella  vieja versión cristiana (cultura occidental) de uno de los estigmas judíos: que mataban niños. ¡Qué coincidencia, vaya!
¿Si a tal grado llega la perversidad judía por qué no arrasan Gaza, que sería mil veces más barato para un  país endeudado por el coste de su supervivencia?  ¿Seremos alguna vez capaces de ponderar que las armas de precisión mitigan a una escala descomunal el poder destructivo y devastador del armamento actual, y que es un coste que las democracias, los contribuyentes   asumen? Con Israel y EE.UU. no caben matices, ni análisis, ni datos, ni objetividad…
La responsabilidad del Gobierno israelí
Cualquier gobierno de Israel tiene la responsabilidad y el deber de proteger a sus ciudadanos  y garantizar su seguridad. Es un deber incondicional, no puede existir poder democrático que lo rehúse. Son intolerables las acciones bélicas desde fuera de sus fronteras contra población civil. Los enemigos de Israel, dejando sentado que no les anima ninguna sombra de su inconsciente colectivo antisemita, así como echan en falta la bilateralidad de muertos, son muy unilaterales en  que  el hostigamiento de cohetes no debe tener ninguna respuesta, y deban aguantar. Si hay algún pueblo que tiene prohibido aguantar es el judío, -la memoria se lo exige-  y espero que lo cumplan a rajatabla siempre.
¿Por qué Europa no envía a su “flamante” ejército a Gaza para impedir el lanzamiento de cohetes?
Una vez escribí que en la guerra de Irak el responsable último de la guerra PARA LOS IRAQUÍES era Sadam Husein, que con sus argucias, engaños, juegos, divertimentos llevó a su país a una guerra que la pudo evitar, él. Este razonamiento deja a salvo el odio antiamericano, ya que acoto mi argumento únicamente a los iraquíes.
Llegamos al quid de la cuestión, ¿Qué le permite  a  Nart establecer que Gaza es la vergüenza de Europa? Esa extensión de competencias transcontinentales, ese imperialismo moral, ese prurito evangelizador –ahora Europa ha enfocado la antigua evangelización del mundo en dar ejemplo de su civilidad cristiana-, tanta superioridad… Una hipótesis sólo: ¿No podría ser Gaza una vergüenza para los propios palestinos, para el pueblo árabe, para la comunidad internacional,  incluso para Israel, por qué Europa, Nart?  
Curiosamente las fronteras que defiende Cuidadanos, lo dice tuit más arriba Nart, son las fronteras de 1967, esas fronteras son las de Gaza, son exactas a las de hoy.
De las mayores cosas que me incomodan de los europeos es el EUROCENTRISMO, ese deletéreo corolario del colonialismo europeo, por el que el Tercer Mundo, sean dirigentes, responsables formales o comunidades nunca pueden ser responsables de nada. Ese tratarles como irresponsables, menores de edad, tontos, locos, resulta muy irritante.
Qué idea tendrá Nart de los palestinos, ¿los considerará mucho? Si fuera así, cómo no dice que Gaza es un problema central, nuclear para los propios gazatíes (¡lo que les iba a importar a los europeos si no estuviera Israel por medio!), con lo fácil que es pensarlo, ¿que se interpondrá para no decirlo? Y si resultara –simplemente pensándolos como mayores de edad y responsables- que son responsables los gazatíes en grado sumo: gobierno, milicianos, confusión en la población creando todas las condiciones de posibilidad de las muertes como mínimo, redes de funcionarios, traficantes, contrabandistas...
En Argentina la derrota de las Malvinas supuso la caída del régimen. Ocurre mucho
Habría un efecto colateral, que el armamento moral, la superioridad ética que Europa se ha asignado ante el mundo: SER EJEMPLO MORAL, otra evangelización aunque  indolora, incolora y estúpida, se vendría  abajo. Este invento poscolonial para funcionar necesita al otro extremo de la ecuación un  mundo irresponsable y tonto, a los que venderles espejuelos,  abalorios y emociones  de parques de atracciones.

sábado, julio 19, 2014

El Ensayo en la Literatura Canaria por Jesús M. Pérez Triana

Jesús Manuel Pérez Triana, sociólogo, analista internacional, experto en seguridad  y  colaborador  en múltiples revistas de esas especialidades. También lo hace en Radio Sefarad.  Es autor del libro GUERRAS POSMODERNAS, que mereció la atención de la Tercera de ABC.

Portada del BLOG GUERRAS POSMODERNAS

 
http://www.guerrasposmodernas.com/2014/el-ensayo-en-la-literatura-canaria-de-jose-maria-lizundia/


Me entero por Rebiun que El Ensayo en la Literatura Canaria está en la Universidad de Granada (mi primer libro allí), y de momento en ninguna canaria

jueves, julio 17, 2014

Un libro de confesiones y denuncia

No me gusta nada estar adscrito a intereses o devociones muy arraigadas que eclipsen todo lo demás. Ser un tipo focal, de área o campo, de oficio y beneficio. Pero tampoco me gusta  aparecer como alguien feliz de penetrar en cualquier jardín, sea el que sea y en cualquier momento, como ahora podría estar  poniéndolo  de manifiesto.
Hasta hoy parecía que el blog iba muy resuelto por el tema de la literatura canaria, sin que nada perturbase ese rumbo, ni siquiera mis artículos, el último projudío, en El Día. De manera inesperada doy un patinazo y me quedo clavado en dirección incierta. Un libro de confesiones y denuncia ¿o no será otro memorialista o testimonial?  Son más bien confesiones activadas con la denuncia. Pensando mientras escribo, lo puesto en juego es la identidad, el propio relato que uno hace de sí mismo. Lo que uno puede ser capaz de oírse decir sobre sí. Con cariño y displicencia.
Cuando se escribe de uno mismo, sean testimonios, diarios o confesiones, en el fondo no interesan nada los hechos, acontecimientos, situaciones que ocurren, sino la posición y actitud que se mantiene. Siempre he pensado  que por mucha trepidación que hubiera en los sucesos relatados, valían en cuanto reflejaban una filosofía (básicamente de edad, de vivir ante esa circunstancia), y de lejanía ante lo que ocurría, un “estar”. No “ser”, una estética moral, no una metafísica, menos una "historia".  Los hechos en literatura siempre carecen de toda importancia, como lo explícito o hablado. Del hombre solo debe de verse perfilarse su sombra, todo lo demás sobra: sombra solo. Es lo único que nos puede magnetizar.
Ponderar  posiciones, actitudes y sombras podría entenderse  como despojar al sujeto de actos y palabras. Solo cuando desaparecen se encuentra al sujeto en escena y esencia, que es cuando y cómo ha de ser visto.
El título del libro, en cada palabra, está refutando lo que vengo diciendo. No sé qué es más prosaico y desmotivador: las profesiones de abogado y/o  sindicalista o los términos geográficos de Euskadi (además Euskadi) y Canarias (además Canarias). Menos mal que empieza “por” que se asocia a ese deambular que es el merodeo, que es la acción intransitiva con vocación de consumarse en transitiva, pero que no logra.
En realidad ¿me confieso o lo niego todo?
Hay un tipo de libro que yo adoro, que no es evidentemente el formato  género artesanal, ni tampoco es la literatura cubista de una Gertrude Stein por ejemplo, pero que si tiene algo de cubista, por los ángulos y aristas que yuxtaponen planos e interrelacionan el texto. Hay una gran mezcla, con historia que llega hasta hoy, con la falta de grandeza de cualquier biografía.
Si tenía que fijarme en los sindicalistas a los que nadie prestaría la más mínima atención,  lo hago consagrándome a ellos, fuera de sus falsas epopeyas y la grandilocuencia rítmica de sus fonemas, sino en su humanidad cotidiana.
Si del Sáhara o la literatura canaria me interesan sobremanera sus relatos o discursos, de abogados y sindicalistas lo que yo he estudiado han sido sus fantasías.
Dado que el sindicalismo es sumamente totalizador, y solo se siente un poco  seguro en casa de padres, cuñados y el propio sindicato, sin reconocer más mundo que ese, he puesto casi todos mis méritos en la solapa, para mostrar “mundo”, que divulgo.

José María Lizundia Zamalloa (Bilbao, 1951)

Ensayista, escritor y abogado. Vive en Santa Cruz de Tenerife.
Antifranquista muy joven, participó en  círculos izquierdistas y abertzales y en la propia ETA en actividades contra el Régimen, siendo detenido por ello. Con el tiempo evolucionó hacia posiciones socialdemócratas y antinacionalistas.

En las elecciones municipales de 2001 fue de segundo en las listas del PSOE por Plentzi (Bizkaia). En esos años crea la Plataforma de Abogados  de Tenerife por la Libertad en el País Vasco y contra el Plan Ibarretxe, siendo invitado a congresos y jornadas en Bilbao, Vitoria y Madrid.
Su libro Abogados laboralistas y pos-sindicalismo (2006) es un referente de esa profesión y, entre otros lugares, está incluido en la bibliografía de la Enciclopedia de Economía, Finanzas y Negocios del grupo Wolters Kluwer.
En las elecciones generales de 2008 cierra las listas de UPyD, en cuya fundación participó, por Santa Cruz de Tenerife.
Ha sido articulista del Diario de Avisos, Secretario del Círculo de Bellas Artes de Santa Cruz de Tenerife, jurado del Premio de Relatos del Ayuntamiento tinerfeño, director de la revista IUS del Colegio de Abogados, coordinador  del portal digital Togas & Letras y colaborador de numerosos suplementos y revistas culturales. Es miembro de número de la Real Sociedad Económica de Amigos del País de Tenerife y pertenece a la Junta directiva de la Asociación Canaria de Escritores ACAE. Es autor de la Guía Oficial de Playas de España editada por el Ministerio de Obras Públicas en 1996. Presidente de la Asociación Canaria de Solidaridad con el Pueblo Israelí, ha sido organizador de encuentros literarios y conferencias culturales en torno al judaísmo.
Especialista en el Sáhara, ha publicado dos libros sobre ese territorio y dado conferencias.
Tiene publicados 13 libros (ensayo, diarios, novela) y parte de su obra ha sido referenciada y comentada tanto en libros como prensa en inglés y francés.