sábado, febrero 13, 2016

65, mi cumpleaños más satisfactorio



Lo absurdo es la tensión más extrema, la que mantiene constantemente con un esfuerzo solitario, pues sabe que con esa conciencia y rebelión al día, testimonia la única verdad, que es el desafío.
Albert Camus 

Albert Camus fijó la vertiente esencial de la existencia humana, para ello abundó en el absurdo de la vida y el suicidio, que no lo resolvía. En esencia la vida es un acto de rebelión dentro de los límites mortales o márgenes de la existencia y el destino. Tiene un papel determinante la conciencia (libertad), pero también lo irracional. Podía encontrarse en el mito de Sísifo, el perseverar a sabiendas de la no culminación efectiva de un esfuerzo, pese  el verse frustrado por los límites. Su filosofía sencilla -él que básicamente fue una de las cumbres literarias del S XX, de Camus- me fascina. Especialmente su vida, de tanta coherencia. Con lo que estaría de acuerdo mi amigo Iván López Casanova. El pensamiento no puede derivarse en miles de ramificaciones que no conducen a nada, sino al exhibicionismo mecánico de todo el potencial del logos. Hay que resumir las premisas de la existencia, que es lo que hace Camus.

Ayer le escribí a Nani acusándola de neurótica e infantil como su amiga de la Capital y para recordarle que hoy era mi cumpleaños feliz. Y me felicitara. Me contestó diciendo que ya sabía que hoy vine al mundo. Como soy heideggeriano, no vine al mundo, sino que fui arrojado a él: geworfenheit o Entwurft geworfenheit (arrojado al destino), como mi hermano certificará. El conoce a Heidegger por fuentes indirectas, pero lo conoce. Su golem Atroz no, porque solo habla yiddish.
Agotado el excursus filosófico, diré que no recuerdo que recibiera tan a gusto una edad como la que me viene otorgada por Cronos hoy. Hacer 65 años está muy bien. Ves la vida de otra forma. Más joven, pero también más listo. Iba a poner sabio. Nunca hasta ahora había pensado en hacer deportes de riesgo, ahora me apetecería mucho hacerlo, pero el cuerpo para eso no acompaña. Por su belleza humana más que nada.
Hay algo impagable a mi edad, que es la libertad personal que alcanzas. Puedes con todo. No pasas ni medía y te haces más valiente y osado. Eres mucho más capaz en defender tus posiciones. Ni rebaños, ni grupos, ni mayorías, ni opinión común, ni entornos. Enfrentarse a todas estas cosas no es fácil, aunque de joven irresponsable sí lo es, lo he probado. Pero luego se vuelve suicida. Cuesta romper, da miedo, supone quedarte solo, pasar la línea. Entiendo que no haya esa necesidad, no tiene por qué haberla, pero si se da, hay que atenderla. Yo lo he hecho gradualmente. Con inteligencia y control. También he recibido muchos estímulos, vamos, me los he buscado. Volviendo a Camus: rebelándote es como tienes conciencia de los límites. Todo se juega entre límites, los que tu pones (hasta aquí aguanto, pero nada más) y los que te ponen. Con esta libertad no se podría vivir en etapas anteriores, viene cuando es más factible tenerla. La vida es sabia.
Gracias a todos mis amigos que me han llamado y me han mandado mensajes por mi feliz cumpleaños, que de verdad lo he sentido como tal. Ha sido el cumpleaños más satisfactorio de mi vida. Me he enterado que Eguiar ya no esquía, sino que hace snowboard, y que le gana a Fer (en Andorra,  no en Suiza) en darse buenas   hostias.
En otro orden de cosas, iba a volver a Heidegger y su pastoreo, pero me parece más propio y delicado referirme a una pastorcilla bucólica, para indicar que me apunte a la expedición a Baeza.








viernes, febrero 12, 2016

Españoles a extirpar: Pla, Foxá, Dalí, Cunqueiro...

El divino Dalí
El inmenso escritor y periodista Pla, siempre payés
Agustín de Foxá con el torero Manolete, también en la lista de los de a desaparecer

Álvaro Cunqueiro, padre de las letras gallegas
Gerardo Diego

Yo podría entender la demolición de los budas de bamiyán, que fue una de las imágenes que me dejó la televisión para toda la vida. Me conmocionó bastante, y fue cuando me di cuenta de que quién se atreve con los símbolos sagrados considera a las personas cucarachas. Cuando lo he dicho nadie me lo ha negado, supongo que tampoco les haya importado lo más mínimo, menos pues que lo dijera.
Puedo también entender el fanatismo islámico de sociedades medievales. En Abu Dabi no hay fanatismo, las occidentales se bañan con biquini.
Me molesta mucho mas cuando los burgueses ilustrados hispanos exhiben un revanchismo enfermo como en España. Exhuman restos de hace 80 años para echárselos a la cara a una parte de los españoles, como un pliego de imputaciones a modo de expediente de pureza de sangre.
Yo he leído a Josep Pla, Agustín de Foxá, Gerardo Diego (no he leído a Cunqueiro y siempre he sospechado que me perdía  alguien valioso) y he leído a Dalí (a quien recomendaba leer Manuel Vicent con mucho fundamento). Hay que ser talibán para extirpar el gran arte por parentesco ideológicos con alguien (el franquismo) que no era como ellos.
¿Nos podemos imaginar con armas a estos inquisidores, y después de triunfar en una guerra civil? No ¿no nos la imaginamos? Pero no a los de antes sino a los de ahora, Ahora Madrid. En Venezuela no hubo guerra civil. El franquismo no acabó con una república democrática, sino con una república que avanzaba a pasos agigantados e inexorables a una república popular estalinista. O como digo siempre ¿si hubiera ganado el Frente Popular hubieran tenido espacio la derecha, la iglesia...? No digo ya vivos, sino incluso  muertos. ¿Por qué en España se iba a anhelar una democracia cuando no la querían en toda Europa continental, al punto que un año después, 1940, no quedó ni una?
Creo que Carmena ha escrito un libro (sobre cargos y experiencias derivadas), yo recomiendo leer a los del callejero de Madrid, cuya memoria y obra se pretende quemar ("¡arderéis como en el 36!", de Rita Maestre), nunca se olvidarán de lo que escribieron. Hay una cuestión que una persona adulta, equilibrada y pacífica podía plantearse, cómo es que gente con ese talento se hizo de Falange. Eso es tratar de pensar la historia, no solo de España , sino la de Europa de hace vamos para 100 años. Estos sí son guerracivilistas, menos mal que nacieron tarde. 




jueves, febrero 11, 2016

La fosa común de la inteligencia

Nebrijos de puta les decían los de los otros colegios cuando pasaban por debajo, y ellos les llovían toda suerte de objetos 


Le envío a mi hijo uno de mis dos regalos recibidos ayer, aquel en que aparezco entre las adquisiciones (de mi libro "El Sáhara, perspectiva de revisión") por la Complu de Madrid, exactamente por su exfacultad de políticas.

A lo que me responde desde Washington riéndose y diciendo que pida me saquen de esa "fosa común de la inteligencia"(por su facultad); conoció al más destacado y único profesor titular. Me enteré hace poco, me dijo que no era para contar lo de ese personaje.

A mí me ha puesto muy contento, mis libros sobreviven por el lugar exacto que me gusta que sobrevivan, y que lo hagan con el tiempo. Me he henchido de satisfacción, si se me permite tal expresión bastante cursi, y eso que estoy en un montón de universidades españolas. Digo yo que porque sea Políticas, aunque los que tengo en la Complu serán en esa facultad. Vasca Cultura estará en otra. En rebiun solo figuran las universidades, no las facultades. Esta vez lo he pillado en Facebook de la Facu. libros adquiridos.
Podría decirse que me he hecho un carrera académica universitaria (suponiendo que yo sea académico analógicamente, que no lo soy) comenzando y terminando por el tejado. Sin pilastras, muros, paredes...ni cimientos. No lo entiendo ni yo. Tejado/nube. Mejor un dron, con visor y artillado.
Mi libro sobre USO Canarias y mi acoso y desmantelamiento laboral, me está dejando un regusto enorme. Hago ensayo, por tanto análisis crítico, historia y también testimonio (menudo historión tengo) del sindicalismo y laboralismo, que no se ha hecho nunca. Y por supuesto, no he rehuido la altura que nos separa. Si hablo de tejado, nubes y drones no puedo eludir las alturas. Creo que es fácil de entender.
Mi libro de  Políticas del Sáhara, me ha motivado aún más para seguir. Encontraré tema y motivo. Lo único que tengo que hacer, es leer las octavillas que se escriben sobre el Sáhara. Me di cuenta el otro día comprando el libro catecismo que rehusaba comprar sobre aquel territorio. He contraído un vínculo sentimental con el Sáhara y Marruecos. Marruecos, aunque yo escriba del Sáhara, es más interesante, ni color. Pero no intelectualmente.
El otro regalo fue el correo de mi admirado filósofo, me animó, como puse, a seguir dando luz. Nadie me ha dicho nunca nada parecido y tampoco lo había pensado. Algo que me ha hecho reflexionar y tiene su verdad. Aunque luz para desmontar. Lo que es una barbaridad. Que construyan otros.




miércoles, febrero 10, 2016

En el epicentro: Facultad de Políticas de la Complutense

https://es-es.facebook.com/pages/Biblioteca-de-Ciencias-Pol%C3%ADticas-y-Sociolog%C3%ADa-Universidad-Complutense/33548432643


De manera absolutamente sorprendente, me acabo de localizar en el puente de mando de Podemos, con El Sáhara, perspectiva de revisión. La famosa Facultad de Políticas de la Complutense, donde estudió mi hijo sin que en absoluto fuera absorbido por el ambiente.
Al parecer, el que dio orden de comprarlo lo ha hojeado. En fin, filtros que se pasan. Se da en esa facultad lo que no ocurre en las canarias, a las que no les gusta mis ideas sobre el tema.
Ha llegado el momento de admitir que es una gran facultad. ¡Cuan equivocado estaba! Gracias Damasco (y Teherán).






‪#‎nuevoenlabiblio‬ El Sáhara, perspectiva de revisión / José María Lizundia Zamalloa
El nacionalismo saharaui y la percepción que de su discurso se hace desde España
http://goo.gl/wMlEyk

A Milly Calderón y Carmen Moreno Barquero les gusta esto.

martes, febrero 09, 2016

Traslado de los reunidos y felicitación



Fue una noche chispeante, había todos los ingredientes para que fuera así. Un lunes de carnaval era imposible quedar en Los Reunidos, por lo que a Rosita se le ocurrió hacerlo en su casa. Habíamos barajado el Callejón de Gaza. No creo que durante todo el 2015 hayamos ido una sola vez al Parra. El lunes anterior nos conjuramos para poner fin a esa situación.

La casa de Ifara tiene muchísima historia, que rememoramos. Curiosamente en los lances más legendarios, porque son imborrables incluso conocidos de referencia, no estuvimos. En aquellos lances participaron gente, amigos/as que ya no están. Muertos en combate. Creo que fue una de las zonas más barcelonesas (setentera) de la ciudad.

Mi hermano no llevó a su golem Atroz. Rosita que no tiene un beber fraterno y conciliador, la tomó una vez más con Atroz (el golem), profiriendo injurias contra él. Pero le tenía reservado otra sorpresa: el tercer regalo en 15 días. Esta vez un chaleco que es como acolchado sin mangas, con su bolsa de boutique. (Como el que se que ve en la foto). Él se apersonó con su botella del palacio de Liria, como si fuera el duque de Alba. O un clochard.
Todos somos muy cosmopolitas, aunque los más de todo se hicieron unos join. Los Reunidos duró hasta las tres, hubo algunos ausentes que se lo perdieron.
Hoy he recibido un correo felicitándome por mí artículo sobre Camus, y haciéndome unas acertadas precisiones sobre Raymond Aron. Es de alguien al que admiro mucho (al parecer nos admiramos, lo pongo porque para mí es un orgullo). Termina deseando que siga impartiendo luz, que proviniendo de alguien que realmente lo hace con verdadero y justo éxito, no puedo estar más satisfecho. Sin duda, he aprovechado y aprovecho la vida. He viajado por el gran arco del mundo de las ideas y creencias  Yo sí he conocido muchos mundos, y los que descubrí tardíamente, con similar alborozo y gratitud que los primeros.




El Día: La deforestación de Vistabella



domingo, febrero 07, 2016

USO Canarias: me pagan por no trabajar


Qué se siente se preguntarán los que no tienen esa experiencia, sobre todo los parados, aunque yo no estoy parado oficialmente pero sí de hecho, fui en caída libre ya para dos años, o igual antes. No me pasan desde entonces ni un solo caso, pero me pagan el fijo, aunque pierdo el variable. Hago rigurosamente acto de presencia en el Síndico. Ficho al menos todas las semanas. Es lo más absurdo  que he hecho en mi vida: ir para nada sabiendo que es para nada. Ahora los lunes no hay nadie. Una secretaria. Mi relación con Margarita y Luis no ha variado, pero sí con los demás. De los "superiores" como se reitera en su convenio de aplicación diminuta, con nadie. Tampoco con  la abogada denunciada y su hermana, que organiza la asesoría. Muy bien, por cierto. Pero yo me "apersono". Ya en este estado de cosas irrepetibles, solo falta que me denuncien por haberlos despedidos a todos. Esa es la sensación de los lunes.Empezaron a ausentarse poco a poco, ya no hay nadie (tampoco es que metan muchas horas), a ver si no vienen por mi culpa y se consideran despedidos. Según ellos tengo una relación mercantil, y en lugar de proceder a su extinción (lo anunciaron, iban a aplicarlo, pero se echaron para atrás) hacen todo lo contrario y me pagan por no trabajar. En el sector laboralista -esto es muy pequeño- son hechos públicos y notorios. Y sostenidos.

Lo mejor que tengo es mi irresignación a olvidar y aprovechar bien el tiempo, nunca como a uno le gustaría, pero mucho más que la media, supongo. Ni cuento, cualquier otro en mi situación. Uno se debe medir ante la adversidad, contratiempos y dificultades. Es la forma de tener confianza en uno mismo, autoestima y sentirse a gusto. Las trayectorias personales complicadas son una prueba de aguante y perseverancia, son alimento, acopio. Enriquecen. Lo plano y recto apenas tienen valor.

En casa temen que me pase algo cuando voy a fichar a la Sindical, al piso 11, USO Canarias. Sin embargo no están en los últimos tiempos. Pero yo sí. No tengo plazos temporales. El verdadero significado de las cosas humanas está en los actos, en la acción, y nada en las palabras.
No obstante mi último libro, no tengo la menor duda, es el gran libro del sindicalismo y laboralismo que se haya escrito, y si no al tiempo.  Va a ser lo único que va a quedar, con diferencia. Como dijo Eguiar, ya he ganado.




sábado, febrero 06, 2016

Inocularme el veneno


Vivo en un estado de éxtasis con mis últimas correcciones de mi tercer libro sobre el sindicalismo. La puntilla. El no ser académico y tener el privilegio del testimonio, que cede ante el ensayo, te arroja a la literatura de bruces, por lo que el placer es máximo. 

Los tres libros sobre sindicalismo y laboralismo han respondido a estímulos del medio. Han sido provocados, a mí jamás se me hubiera ocurrido dedicar un segundo a esas cuestiones, porque nunca lo he hecho, salvo por obligación muy concreta y profesional, sin pasarme un milímetro más de lo necesario. Quiero decir que es muy importante la posición, donde tú te halles y cómo estés, lo que no puedes es estar cómodo y feliz, y los retos que seas capaces de asumir. Como me he limitado a trabajar, toda mi vida he estado fuera de ese medio. No estar integrado, ser periférico, iconoclasta, muy crítico te provee del instrumental que necesitas, y además que vayan a por ti, eso es lo que enciende los motores.


Así es muy fácil abrir caminos, ser el primero, hacer análisis y críticas desde donde nadie los ha hecho. Es simplemente así. Como hay territorios (y materias todas) que sabes que no vas a aportar absolutamente nada: en mi caso, Israel o ya el País Vasco o la poesía canaria.
Terminada mi trilogía, porque lo es, me preocupa seguir con algo distinto, y electivo. Sobre sindicalismo y laboralismo he sido obligado a escribir. Que es cuando más tienes que tratar de esmerarte. ¡Menudos temas! Solo se puede resolver literaria y muy críticamente, a base de análisis nuevos, originales y convincentes.
Prolegómeno largo. En Lemus tenía mi tarjeta de cliente agotada, o sea que tocaba mucha gratuidad. Me llevo muy bien con los empleados (muy profesionales) y resulta muy agradable el rato.
Compras : Ian Mcewan para XY y para mí si lo aprueba, el libro que tenía pedido sobre Averroes, Maimonides, Séneca, Ibn Hzm;  Cristopher Isherwood, y uno sobre el Sáhara de tapa dura con fotos con este título deplorable y mendaz: Agonía, traición y huida, El final del Sáhara español.

Una idea brillante
Como no hay manera de encontrar un libro sobe el Sáhara, ese libro ya lo había visto, pero dado el tufo de su título lo había desdeñado por repetido, el falso dogma español obra de militares españoles frustrados, y la chusma aguerrida para que se maten otros, manipulador, cuajado de interpretaciones chuscas...
Pero hoy he pensado que si lo compro igual me inocula el veneno que necesito para intentar seguir con el Sáhara, y efectivamente. El autor es profesor de universidad y no evidentemente catedrático, que por su currículo parece haberlo intentado sabiendo que no iba resultar. Da clases de historia contemporánea. Pobres alumnos. A Erasmus en España vienen todos los estudiantes de Europa, pero casi ninguno a licenciarse.
Este historiador rigorista y objetivo ya en la primera página dice que el gobierno dio la orden de huir -¡cuánta nostalgia de guerra, que lástima no haber ido a una guerra a ganarla seguro y vengar todas las del Rif! No hay órdenes de huir (y eso lo sabe el historiador más inútil), habrá de retirada o de cumplir acuerdos y resoluciones, pero aunque se huya como en el Rif, las ordenes no son de huir. Así empieza, y sigue con el hispanocentrismo acostumbrado por los arengadores frustrados: el único actor fue España (y Marruecos para que la ecuación salga), no hay comunidad ni derecho internacional ni mil variantes en este relato maniqueo, minimalista, ñoño, resentido, absurdo y militarista.
Resuelto pues el asunto Sáhara, habrá más Sáhara. Ya me las ingeniaré. El mes que viene tengo qu ir a Madrid aprovecharé para proveerme de todos los libros que pueda.
Mi boicot (distinto al del Sindicato USO Canarias)
Me quiero sacar el carnet de investigador de la Universidad de La Laguna. No hay libros fuera. Me gustaría seguir con la literatura canaria, ya lo vivo como un deber, y con el Sáhara, hasta que vuelvo a advertir un boicot.
Las universidades canarias, sobre todo La Laguna tienen casi todos mis libros. Pero curiosamente hay dos que no tienen ninguna y eso que  están en la UNED y en alguna universidad de Barcelona, además de en la Biblioteca Islámica de AECID, que son los dos míos del Sáhara. Eso significa que al menos me conocen. Cuando esté en las últimas se los donaré. Aunque a  mi me sirven los que ellos tendrán, que serán muchos, y que son los que yo necesito. No los similares a mí, que seguro no habrá demasiados.