martes, octubre 28, 2014

El apoyo de mis amigos

Hay veces en que  uno recibe muy a gusto el apoyo de sus amigos y yo lo estoy recibiendo como nunca antes. Al parecer  no resulto del todo repugnante al menos entre mis amigos, supongo que algo sí tan pronto se rebasen  los círculos de la afectividad y el sentimiento (el bueno, claro). 
Hay que dejar hacer a quienes tienen que hacer, por eso somos ciudadanos de un país democrático. Podíamos contar desde ahora muchas cosas, pero no es el momento ni el medio. Medios nos sobrarán.
Uno tiene vertientes, los monistas creen que solo sé es una cosa, o que hay una única dimensión. No es cierto. Hay esferas, procedimientos, normas, pero también tenemos detrás a todo el Estado de derecho que nos permite obrar en diferentes facetas y vertientes. Nos deja que seamos osados, divertidos, malvados, incluso implacables, lo digo porque lo he sido.
Muchos besos al Marqués, mi pareja de baile, y un abrazo fortísimo a Nuestro Amado Líder 

viernes, octubre 24, 2014

Presentación

 
 
 
Como siempre la sinopsis la brindó Oktaviansky: Todas las presentas son diferentes, pero esta ha sido la más rara. Con frases como “mi vida no tiene ningún interés, pero las de los demás tampoco…” –que debí decir-, parecías Beckett en su  etapa más francesa.  ¡Genial, genial!”.
Yo, tal  como muestran las fotos, indistintamente riente y festivo como circunspecto y ¡asombro! con rictus de mi padre.
Resulta que haciendo un libro de crítica de inmensos burócratas, o sea sindicalistas  de profesión,  me sale uno autobiográfico (muy parcial y enfocado al tema). Me hubiera salido más profuso, tipo jungla inextricable, uno sicológico por ejemplo.
Andrés es otro maestro en paradojas e ideó una fórmula inédita. Con nosotros, antiguos y recientes resultan proscritos la rutina y los lugares comunes. Las mayores tonterías de mi vida, la sarta de vacuidades,  fláccidos sofismas, formulismos entecos, discursos desmayados, simulacros tan delirantes como torpes los he oído en muy poco tiempo en presentaciones. ¡Qué fue aquello!
Ayer no tenía nada que decir. De ahí que balbuciera  y enmarañara ideas mirando al suelo. Como un nihilista, un descreído que no se atiene a un criterio  procedimental y comunicativo. Aunque es importante la consciencia de que no hay lugar para mucha transmisión de ideas o  propuestas. Más que transmitir, mostrar la dificultad, la fragilidad de motivos y explicaciones, el distanciamiento  escéptico de uno es lo que se puede salvar.  Lo más digno es monologar sin mucha conexión, como si estuvieras ante un espejo y  te estuvieras todo el rato esquivando.
Si no hay nada que decir, callar,  si no repercutir esa circunstancia con arabescos, bordados y fumarolas al sufriente amigo. Lo que es obsceno es hablar de uno. Como hacen  los prosistas del entretenimiento, lastrados por su propia vacuidad teleológica e instrumental.
Le llamaste a J.L, - uno a los que está dedicado el libro- interroga XY. No, contesto. ¿No le localizaste o no lo intentaste? No lo intenté, le aclaro. Dicho queda.
Los que responden son los amigos, que es  de lo que se trata, de convocarlos y tomar algo.  Eso sí es una delicia, una celebración. A mis  amigos el libro les está gustando. La parte intimista, autobiográfica, qué cosas, quien me lo hubiera dicho. Cuando era helio, poseía materia.  Claro, no iba  a ser lo relativo al sindicalismo. El Herreño, que se lo había comprado en una librería, lo tenía hasta subrayado. Pero ¿cómo me puedes subrayar? Pero me lo explica bien. Hablamos de literatura como experiencia de vida y medio único de transmisión de los nichos de intimidad, de conexión sensible o ideacional, que no se puede compartir ni queriendo de otra forma.
Lo tomo de Zygmunt Bauman, de su Modernidad líquida, porque eso es lo parecido a mi situación, estoy en una situación líquida, todo fluye y nada es preciso asir y que tenga materialidad (salvo el armamento), sino ser  parte de  fluidos o granizo de  tormentas, las ochocientas entradas que lleva mi artículo en el digital  de El Día sobre Domingo López Torres, el teórico frustrado, la intensidad que produce la comparecencia ante la Justicia, el saberte buen combatiente, nada restringido ni convencional, con frentes por abrir,  llegar  con el periódico bajo el brazo gritando casi, mira, mira  “militante de USO Canarias”. Yo. Eso el miércoles, el jueves  otra vez. Nos reímos.  Mi organismo no segrega ni una endorfina, pero sí alguna sustancia emparentada con la adrenalina.
Coordinando ideas  a través de la diagonal gafas-rodilla-zapato-suelo
 
 
Con el Herreño
 
 
El que siempre posa igual: para atrás. Es tan narcisista
 que siempre posa en selfie. Es el que busca capturarse a sí mismo, autosuficiente, aunque el Líder estuviera a dos metros, que lo suplanta en su imaginario por su largo brazo

miércoles, octubre 22, 2014

23-X-2014 Presentación y audiovisual Por el sindicalismo, abogado, desde Euskadi a Canarias

Jueves, 23 de octubre de 2014, a las 20 horas
PRESENTACIÓN y audiovisual
 
 
Por el sindicalismo, abogado, de Euskadi a Canarias 
(Editorial Alhulia)
de
José María Lizundia Zamalloa
 
Presentación  a cargo
de
Andrés Conesa
Audiovisual
de
 Andrés Conesa
presentará la presentación
Víctor Hernández roncero
 
LIBRERÍA DEL CABILDO
C/ Islas Canarias
Santa Cruz de Tenerife 
 
 

El Día: Reflexiones sobre la abogacía y el sindicalismo

 
Esto es lo que dice la prensa, mejor leer el libro

ED: Domingo López Torres, el teórico frustrado

http://eldia.es/criterios/2014-10-22/30-Domingo-Lopez-Torres-teorico-frustrado.htm

viernes, octubre 17, 2014

Cómo son los amigos del Opus Dei

Sigo considerando a la Compañía de Jesús (los jesuitas) la orden más excesiva de todas
 
Ayer nos tomamos algo mi hermano y yo con ellos en el centro de la City. Si me hubieran preguntado de quien estoy más lejos, sí de los neoliberales o del Opus Dei, yo creo que hubiera dicho de los últimos. Bueno, pues ha pasado justamente al revés. Ignoro el motivo, pero repelo a los anarcoliberales y empatizo con la gente de la Obra. Para un no creyente el mensaje evangélico me queda un tanto imposible. Eso para empezar a hablar, aunque de eso no se suele hablar. Mis ideas liberales en costumbres y moral están en  las antípodas, pero respeto absolutamente el hecho religioso, como a los que estén en contra del aborto. Yo no discuto de teología ni de substantia, sí de sociología y  modernidad.
Parece que vamos tener una nueva incorporación prestigiosa de esa Orden a la tertulia Mákaros, que ya da charlas de filosofía. Contactó mi hermano en la Universidad el otro día.  Ya sabíamos de él.  Es médico y filósofo.
Hasta hace unos años no había conocido a nadie del Opus. De un primo mío se decía, como un estigma. Ahora conforme lo escribo me ha venido un pensamiento o una reflexión como dicen los tertulianos.  Conociendo al pueblo español, lo que éste estigmatice ha de ser como poco, muy interesante y todo lo que santifica, como la masonería, Podemos… muy estúpido. Nunca había reparado en esta verdad científica. El pueblo español en su área de confort  es como una trainera en la que los remeros bogan ora hacia el odio, ora a la estupidez.
De joven fui muy radical, revolucionario, intransigente, dogmático. Mi enfrentamiento no era uno, sino muchos, abría todos los frentes concebibles. Como la parte más interesante de mi generación.
Según se cuenta, mi padre se escapó de niño con unos gitanos (como decimos en casa en alemán: Zigeuner) titiriteros de verdad, que llevaban un oso y una cabra. Yo en un año de mucho  extravío, y a fin de abrir más frentes y contundentes, amisté con un gitano que vivía debajo de un puente, y  solía venir con mis amigos, a los que no les hacía mucha gracia.  Aún les hacía menos a los veraneantes. Teníamos unos invitados en mi cuadrilla que ni Buñuel.Mis inquietudes políticas  eran bastante intelectuales y radicales y atravesaban mi vida. Todo tendía a ser político. Cualquier astracanada era libertaria y antiburguesa. El debate intelectual era lo que te hacía reposar, limpiarte, incluso  reconocerte. Muy ….numinoso todo.
Me he tirado más de 30 años en un ambiente que ha sido la negación radical de todos aquellos impulsos, lecturas e inquietudes, un desierto completo y redondo. Me he tirado todo ese tiempo sin una sola discusión (salvo con mi Camarada), debate, intercambio de libros, de citas, sin oír el nombre de un solo autor, título, movimiento… Sin embargo a pesar de  la pobreza que refiero, el obrerismo es un espacio cada vez más esquinado y marginal, aunque de muchos pujos y  apariencias, dentro de su humildad  roma tan real. Un traje para cualquiera de mi procedencia  estrechísimo que hay que devolver. Me volqué al exterior como he demostrado.
Cómo son los del Opus. Tropas de refresco y vanguardia. Grandes profesionales inconformistas como no se puede imaginar. Necesitan mucho más, no les vale sus profesiones y familias, tampoco esa ventana abierta a la espiritualidad religiosa que  se cuidan ilumine sus vidas. En orden con la vida, quieren beber en ella hasta agotarla y buscan la otra vertiente de la espiritualidad intelectual. Parece que se han puesto de acuerdo para ser los más personales de todos, y diversificados,  que buscan a otros tan ávidos  como ellos, con los que celebrar la particularidad radical de la experiencia vital.  

Nuestro Amado Líder de líder

Vídeo
clip-2014-10-12 22;37;13.mov