jueves, mayo 26, 2016

Pertinaz ninguneo, en su mayor pureza. Ahora el Sáhara

Mi ninguneo, no se circunscribe al ámbito laboral como es más que notorio en el sector,  desde hace ya tiempo. Ahora también afecta a la universidad canaria, lo que tiene muchísimo más mérito, al carecer  de toda relación con ella. (Que sea la USO Canarias y sus abogadas también es de mérito, no quiero ser injusto -mañana nuevamente al Colegio de Abogados, no voy a cejar).  Y es por culpa del Sáhara. Como escribía ayer se me alude en un libro, se me comenta y se sacan conclusiones variadas sin citarme.  Son ninguneos de definición, de una pureza extraordinaria, como los diamantes de Amberes.
Retomo lo de ayer  “Sáhara occidental, 40 años después”, pág 306
“En ciertos casos llama la atención el tono militante (adjudicado en exclusiva  a las ACAPS –pro-saharauis, canarias)  con una relectura de la historia del Sáhara Occidental y de su ocupación neocolonial en claves promarroquíes”. Solo puedo ser yo, evidentemente.
Pero resulta que sigue así: “En esta misma línea se ha utilizado de manera burda la amenaza del terrorismo (yihadista)”·
Qué es eso de “en esta misma línea”, yo no he aventurado nada parecido. Me conocen, pero mis libros del Sáhara no están en las universidades canarias. Censurado, como si estuviéramos en Gaza, Cisjordania (soy gay, profesor)  o Tinduf.
El que me alude sin citarme -he visto su ficha de la Universidad- tiene méritos básicos  de profesor. Ya solo faltaba que yo tuviera más que él. Es especialista en Palestina-Israel. A lo que hay que añadir el Sáhara, además es de ascendencia árabe.  Un tipo de estos ¿dónde podrían sacar una publicación de 45 páginas  exactas y unas perrillas?. Evidentemente en el frente Vasco. Los vasquitos reciben a todos estos como héroes. Es el gran bastión desde hace, vamos para tres siglos de la negación de la democracia liberal. Son de consejos revolucionarios, comités de vigilancia vecinal, frentes de liberación…y antes, de sacristías y confesonarios. Llegan a soportar la libertad. En todos los ámbitos donde se desarrolla la vida de nuestro querido profesor   y compañía siempre están con las mayorías sin una sola excepción. No sé cómo se las arreglan. Tienen esa suerte.
Lo que me gusta de estos verdaderos refugiados  (en la retaguardia de la juventud siempre  renovada: la universidad), es la relación de todo el dinero público que reciben como funcionarios, trabajos, investigaciones y los resultados de todo ello. No hay otra profesión en que la ratio recursos gastados y resultados sea tan paupérrima y suprimible. Logran  a lo largo de la carrera hacer menguados aportes cuantitativos, extraer algún dato que no había y balbucear una conclusión o una tesis escuálida y enfermiza. Hacen como informes. O reportajes. El trabajo además, lo que yo consulto, se lo hacen los doctorandos. Están acostumbrados a vivir del cuento.
Sospecho que mi relectura, tiene más interés, que soy más original, novedoso, que hago aportaciones no cuantitativas sino cualitativas, que tengo pensamiento personal  y observo una actitud crítica y analítica, de un poco más alcance y profundidad. Lo mío sí tiene mucho más interés, por eso se me censura. Mis libros del Sáhara están en la Complutense, la Pompeu Fabra  de Bracelona, la UNED, la biblioteca islámica de AECID y en algún otro sitio. Yo no excavo datos. Ni los corono con  precipitados y derivados consecuentes.
¿Profesor Jose, me puedes decir que relecturas me están permitidas y cuáles no?  Las tres páginas del libro coral que te corresponden del “Sáhara occidental, 40 años después”, no están mal. Si fueras conserje serías correcto nomás.


miércoles, mayo 25, 2016

Tan pésima mi fama, que me aluden, (y reincidente)

Hace ni recuerdo cuanto que no voy a ningún acto, no me interesa  ninguno. Hace unos años iba a unas presentaciones de la serie Z, a las que llegaba a última hora. El nivel era minero.
Ayer atendiendo a la invitación de Lemus acudí a la presentación del  Sáhara Occidental 40 después. Fui con otra disposición, como si fueran actos a los que tenía que ir, porque me atañían. Me senté detrás de unas saharauis  ataviadas de sus melfas, acompañadas por algunos simpatizantes  nativos. Luego estaban los clásicos polisarios mayores. Cuando vi las saharauis, me dije, no voy a decir nada que pueda molestarlas. Bastante tienen con sus emigraciones. Nadie nunca me ha oído decir sudacas, machupichus y tampoco moros, jamás; hace muy pocos años he descubierto que está bien dicho, pero ya no me sale.
Lo cierto es que fui muy fotografiado, entre melfas, aplaudiendo (lo he buscado pero no lo ha encontrado), lo que podría valerme caer del listado de invitados del Consulado de Marruecos.
Habló la presidenta de la insobornable "asociación de amigos", de formas muy esbeltas, mujer tipo novia ideal lista. Ese tipo de mujeres a las que les gustan los jugadores de baloncesto porque les encuentran sanos, nobles, atentos  y trabajadores, domésticamente, de compañía. Ella estuvo racional, y los profesores del trabajo –son muchos los del libro-  de Canarias estuvieron muy bien, como el libro. Una no tenía ni 30 años  (currículo como mi hijo pero en peores sitios. Aunque afincada en la universidad) el otro tenía un currículo como mi blog y un montón de cruces y medallas universitarias. Dijo la novia que había sido citado en un trabajo de un francés, yo en uno de un  anglo.
Estuvo realmente bien. Pensaba felicitarles por el libro, decirles que lo había leído,  compararlo con los dos anteriores publicados en España (más de lo mismo) De Pablo-Ignacio Dalmases   y el de José Luis Rodriguuez (este es profesor), que suponía una ruptura epistemológica, un  nuevo horizonte de comprensión, dinámico por fin, de la nuevas ideas y valiosos conceptos que se aportan, que era una suerte que se hablara de 40 años después como reza el título y no del metarrelato, que ya estaba bien de tratadistas militares (y paramilitares, basta leer algún título), periodistas, novelistas... Yo siempre he sido fanático de la no asistencia a la universidad, pero sí soy partidario de leer trabajos académicos, de investigación, del conocimiento.
Eché en falta a la recua o patulea de los activistas, esos ignaros radicales que son capaces de votar en Facebook a dos artículos de mi periódico de un columnista que sancionaba que España era la  potencia administradora. Aquí tenía acabado este post.
Y me puse a terminar este libro del Sáhara y resulta que el último trabajo del libro, sobre Canarias/ Sáhara, es del profesor de ayer.
ASOMBRO DESCOMUNAL
Hace unos días casualmente escribía lo refractarias que eran las universidades canarias  a mis libros del Sáhara.
El profesor  de ayer escribe esto, leído hace 10 minutos
En ciertos casos llama la atención el tono militante (adjudicado en exclusiva  a las ACAPS –pro-saharauis)  con una relectura de la historia del Sáhara Occidental y de su ocupación neolocolonial en claves promarroquíes”. Solo puedo ser yo, evidentemente
Ayer que quise felicitarles pero se cerró el acto y empezaron a firmar libros (pocos) y me fui, pensaba referirme al metarrelato, por lo que hubiera sido identificado de inmediato
“Jose -como te llamaron- ¿te parece mal que haya relecturas de algo? Y  me podías haber citado en el libro. Yo lo pienso hacer en mi siguiente”.
Un periódico argelino me considera del lobby promarroquí, que este profesor  ecuánime y objetivo (lo que  es verdad) sin embargo niega. Pensaba terminar diciendo que con los enfoques y actitud de este libro, seguro que se  contribuía  a buscar una salida al conflicto. Si la hubiere. 


domingo, mayo 22, 2016

En trance heurístico

Frantz Fanon
Estoy completamente enfrascado en el tema del Sáhara, no  paro de tomar notas. Hoy y ayer en el estudio de escritura sobre el Atlántico, no daba avío con las ideas que me sobrevenían, parecía alumbrado  por el Espíritu Santo, de  intuición y   avances lógicos. Me interesa lo que  se oculta de manera más inconsciente y  natural que deliberada. No sé, es como esquiar bien.
He leído un libro de segunda mano sobre el Sáhara, y cuando lo terminaba me lavaba las manos. Algo al tacto me lo recomendaba. Ayer terminada mi sesión de lectura e iniciada la de cervezas y ordenador, descubrí el Fórum Canario-saharaui que denuncia el secuestro de chicas por el Polisario, en lo  que ha intervenido  (protestado) el gobierno español. Niñas que vinieron a España de vacaciones, les descubren alguna enfermedad y se quedan durante años en España con la familia adoptiva y plenamente  integradas, van a Tinduf y ya no las deja volver. Sin entrar en los restos esclavistas y discriminatorios de lo que leo y sé. Es algo sobre lo que también estaba escribiendo. He encontrado un título magnífico. No tenía prisa, las cosas cuando se han buscado sobrevienen solas.
Ansioso por la suerte de mi último libro en las universidades españolas, me he llevado una alegría, mi libro El Sáhara, perspectiva de revisión –el mejor- está en la Complutense (tengo tres: Vasca y Abogados-  y en la UNED que ya sabía. Además lo tiene también Marcial Pons, ambos hechos tres años después de su publicación. No está mal.
Como ya lo he contado aquí, las universidades canarias, que me tienen  cariño, sin embargo no transigen con mis sáharas. Ya se los donaré. Está muy bien, porque me toman en serio. Mi tercer libro también empieza por “Sáhara” y lo tengo este año fijo.
Mi relación con el Colegio de Abogados ya se focaliza en desmentirles  (¡qué nivel, Dios Santo!) que sea un imbécil como están persuadidos  que soy,  me recuerdan a la USO. ¡Otros!  Por tanto, sí voy a presentar las Ruinas -lejos  de  “Corporación El Cabo” y su diminuta  aula de práctica política trémula y cobarde-, además con soporte audiovisual, he pedido a la Económica RSEAPT presentarlo allí, me hace ilusión. Es donde mejor se conservará una historia y un análisis. Entre las elites culturales e intelectuales. De las que no forman parte la  junta de gobierno de abogados ni la ejecutiva sindie USO, evidentemente.
Si llevara un diario, hoy escribiría: Frantz Fanon. Era un autor que citaba sin haberlo leído, todo a cuenta de su teoría armada revolucionaria, cuya estrategia conocía. Aunque de Martinica, psiquiatra,  fue jefazo del Comité político militar del FNL argelino  También conocí a quien la teorizó para ETA, cuando salió amnistiado, finalmente perseguido por sus ex. Le presenté a mi hijo en Madrid.  No he leído mejor análisis del pos-colonialismo que el de Fanon, además sin ser marxista. Aunque  el programa y estrategia quedan totalmente fuera de órbita. Una corta y briosa existencia. Un placer.



jueves, mayo 19, 2016

Cambio Baltimore por Heroica Nogales

Hace dos días hablé con mi hijo y nos reímos todos mucho. Estamos lejos del mundo infinitesimal de las corporaciones angostas, pretenciosas, estultas  y hueras. Del Hades corporativo y sindical  y su red, al Olimpo; de la noche vacía  al día más esplendente y beatífico. Mis hijos habían regresado de una boda de Sinaloa, un estado mexicano que bordea el Pacífico, han estado donde el Mar de Cortés se abre a él.
-¿Alguna balacera?- indago.
-No, sólo cohetes, pero apuntados al firmamento, no a dar.
Mi hija ahora misma está en Jordania; mi hijo la semana que viene va a París, quiere tener un contacto. Desde Berlín entonces, mi hija ira a encontrase con él en París, de allí bajarán a Burdeos a otra boda. Después se van a Croacia.
-A Croacia, a qué
-De vacaciones
-Ah, qué bien, muy dálmata
-De allí nos vamos a Londres
- Pero sigues viniendo a España o te vas a limitar a hacer solo aproximaciones-
-Nos quedamos un día en Londres, porque desde allí vuela S. a Washington, y yo iré a España.
-¿A Bilbao?- Antes de llegar a este punto, que le estoy contando a mi hermana,  me dice ésta: "para, para, que me he perdido".
-No, voy a Madrid, tengo que trabajar y luego subo a Bilbao.
 Le cuento a mi hijo sobre el planning de la graduación dentro de un año de Espy  en Tucson, Arizona, como abogada americana que será también. Hablamos Fer y yo en Los Reunidos. Lo más barato es París- Los Ángeles y 15 horas. Y del Sur a París 135 euros. Me había  preguntado que quería ver y yo que, sobre todas las cosas, México; la frontera está a 50 km de Tucson y me explica que la ciudad se llama Heroica Nogales y que ha entrado en sus periódicos y que siempre dan cuenta de balaceras, robos, prostitución… Ese es nuestro sitio. Claro, claro, eso  es tu Baltimore. Le cuento a mi hijo y me responde lo de Fer: eso es mucho mejor que Baltimore. Igual en Baltimore te pasas una semana  haciendo payasadas  y te ponen una trabajadora social las 24 horas del día para que te oriente.
Se pregunta Fer: no sé por qué Nogales es Heroica, la frontera es totalmente recta, y ahí una pequeña inflexión.
Le respondo. "Hombre, si es heroica es porque ahí es donde los mexicans pararon a los yankees, después de acrecentar EE.UU. a lo grande a costa de México. Supongo que los mexicans se emborracharían  copiosamente e iniciarían una balacera entre ellos mismos, sacando su profundidad antropológica. Ante lo cual los norteamericanos se asustaron con la idea de  que pasarían a  ser americanos al anexionarlos , y se pararon, no veo otra explicación plausible".
Me tienta Fer "¿te imaginas en una fonda de Nogales oyendo las balaseras y las broncas con las putas?". La idea es ir  de Los Ángeles a Tucson en coche, 500 km de carreteras rectas, territorio apache, moteles y todas las leyendas. El oeste profundo.
El día 15 o por ahí mi hijo tiene que estar en la Embajada de EE.UU. de Madrid con su esposa, para recibir la carta verde. Espero que nos dejen entrar y ver la colección de arte contemporáneo del embajador y  esposo, o lo que se pueda ver. Y pisar territorio americano.
Mi hijo ha alquilado un apartamento en Lavapies
-O sea que vamos a estar rodeados por los podemitas- le digo
-Y por la Yihad- que lo dice como si fuera uno de ellos.
De Madrid al parecer tendrá que ir a Guinea.






miércoles, mayo 18, 2016

EL COLEGIO DE GRADUADOS SOCIALES DE TENERIFE PUBLICA MI ARTÍCULO


https://m.facebook.com/GRADUADOS-SOCIALES-EN-LA-PRENSA-VIRTUAL-236508123393/

Gracias, compañeros, no imagináis el honor que para mi representa.
NOTA: Como han ido incorporando nuevos contenidos a su facebook, mi artículo de prensa ha ido descendiendo, de manera que solo lo pueden ver ahora quienes tienen su cuenta de facebook.

A media tarde me llama el Rapsoda: enhorabuena por el libro, lo he leído, muy bueno. No pensaba que te hubieran puteado tanto, y eso que  iba a las tardes a acompañarte a "consulta de brazos cruzados".
No es un libro de lloros y quejas, evidentemente, pero lo que cuento ocurrió. Se trata de un ensayo. Me considero una referencia insoslayable en el laboralismo y sindicalismo. Además yo aguanto mucho. 

martes, mayo 17, 2016

El Día: LA DEONTOLOGÍA DE LOS ABOGADOS

http://eldia.es/criterios/2016-05-17/12-deontologia-abogados.htm

Ni como escritor, ni ensayista -tres libros publicados sobre laboralismo y sindicalismo-, ni columnista de prensa escrita, ni como abogado, tenía permitido no dar cuenta de estos hechos excepcionales.
Todas mis actividades se refunden básicamente en el análisis crítico y el discurso moral. No sería ensayista en otro caso. Es lo que hago siempre.
El artículo tan solo es un breve apunte de lo que aparece en mi libro ya en las librerías. "LAS RUINAS DEL SINDICALISMO (Acoso sindical a un abogado laboralista)"
El libro puede encontrarse en Lemus  de La Laguna.
En Santa Cruz de Tenerife: La Isla, Agapea, Atril, Librería del Cabildo.
En Las Palmas de Gran Canaria: Canaima, Librería del Cabildo y Librería Técnica. En Vecindario: Librería Técnica
En Andalucía está muy distribuido y también a través de Agapea.
Siempre el librero habitual de cualquier lugar lo puede pedir a la editorial o distribuidor, o a aquella directamente. 
Renuncio (parece que podía: hubo contacto y nota)  presentar mi libro en el Colegio de Abogados, no es lugar donde quiera hablar de deontología.